El felino más raro del mundo vuelve a rugir

Muchas veces se ha escuchado la etiqueta de “felino más amenazado del mundo” de manos del lince ibérico, nuestro felino patrio, si bien existen especies de grandes felinos con censos aún más preocupantes. Desde el león asiático al guepardo del Sáhara, pasando por el tigre del sur de China. Hoy os voy a hablar de uno de estos grandes gatos, concretamente del leopardo de Amur (Panthera pardus orientalis), habitante del noroeste asiático considerado como el felino más raro del mundo (de hecho, apenas existen grabaciones del animal); subespecie de leopardo que contaba en 2007 con un censo en libertad de apenas 30 ejemplares, y la cual está de enhorabuena, pues según científicos de la Academia de Ciencias de Rusia y personal del parque nacional que alberga el grueso del censo, recientemente se han registrado cerca de 60 individuos a través de cámaras de fototrampeo, diferenciando los ejemplares a través de las manchas de su piel, habiendo duplicado su censo en los últimos 8 años.

Leopardo de Amur salvaje con una presa

Este animal estuvo al borde de la extinción (y no pequemos de optimistas, lo sigue estando) por clásicos pecados del hombre hacia la fauna silvestre. Su piel puede llegar a pagarse al equivalente a unos 800 euros, y su hábitat y presas siguen siendo sometidas a la presión humana. Sin duda, esta gran mejoría tiene que ver con la creación en Rusia del Parque Nacional Tierra del Leopardo que abarca más de la mitad del hábitat del leopardo de Amur, al igual que de su primo con rayas, el tigre de Amur, con un censo de apenas unos 300 ejemplares. Además, recientemente se ha aprobado una ley más efectiva contra los furtivos, que permite castigar a todos los partícipes del lucrativo negocio de la caza furtiva, y no solo a los propios furtivos; medidas que han propiciado el aumento del censo de ambos felinos en los últimos años, convirtiendo al leopardo de Amur en la especie que más se recuperó en el año 2013 según WWF.

Detalle de la piel del leopardo de Amur

El leopardo de Amur es, sin duda, uno de los felinos más bellos del mundo. Habituado a los bosques y montañas del este de Rusia, en su frontera con China, son leopardos con un pelaje tupido, lo que conforma una diferencia notable con sus primos africanos; la longitud del pelo ronda los 2,5 cm durante el verano, pero crece hasta los 7 cm en invierno, estación en la que el pelaje es más pálido; además, las manchas están más separadas y son más grandes que en otras subespecies de leopardo. Los machos alcanzan los 45 kg y su esperanza de vida en estado silvestre ronda los 15 años.

Ejemplar en cautividad mostrando los colmillos

El siguiente objetivo, según los expertos, es crear un parque nacional transfronterizo entre Rusia y China para poder albergar la creciente población de este felino moteado, pues parece que el felino está volviendo al país, con la contabilización de unos 12 ejemplares pasada la frontera. Sin duda, una gran noticia. Puede que el leopardo de Amur no esté a salvo de la extinción, pero podemos decir que este bello animal vuelve a rugir entre la nieve. Un saludo, lectores de Nasua!

Anuncios

One thought on “El felino más raro del mundo vuelve a rugir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s