Sepias y camuflaje

Hola, lectores de Nasua! Hoy os voy a hablar de uno de los camuflajes más “profesionales” del mundo animal, propio de la sepia de manos anchas (Sepia latimanus). La habilidad de la sepia es instantánea, pudiendo cambiar su color, e incluso su textura a través de la proyección de papilas, pasando de tener una sepia lisa y amarilla mostaza a una textura y color que recuerdan al coral en segundos. Esta habilidad es extremadamente útil de cara al camuflaje, pudiendo mimetizarse con el entorno imitando el fondo marino o la textura de algas y corales de la zona. Estos cambios de textura se ven muy bien hacia la mitad de este vídeo:

Los cambios de color de este cefalópodo no solo le sirven para pasar inadvertido, también utiliza sus repentinos cambios de color para confundir y asustar a los depredadores, además de utilizar patrones de coloración concretos para la comunicación entre miembros de la misma especie, especialmente de cara al cortejo y a competición entre machos (El patrón de rayas de cebra es utilizado para este último cometido). Incluso se cree que estos cambios repentinos de color son utilizados para hipnotizar a sus presas, como se puede ver en este vídeo:

Esta sorprendente habilidad es posible gracias a las complejas capas de cromatóforos en la piel de la sepia, los cuales son células especializadas con pigmentos en su interior que reflejan la luz. Se encuentran en varios seres vivos, desde anfibios a peces, pasando por crustáceos, o como en este caso, cefalópodos. En muchas especies animales, los cromatóforos se dividen en diferentes células especializadas por su color, sin embargo, la complejidad de los cromatóforos de algunas especies como Sepia latimanus permite cambiar un pigmento por otro y reorientar la superficie reflectora de los cromatóforos, formando unidades cromatóforas compuestas por una única célula cromatófora y numeroso músculos, nervios, células gliares y células de la vaina. Estos músculos pueden deformar el saco de pigmento, variando así el color que muestra el animal.

El estudio de los cromatóforos tiene múltiples aplicaciones en la actualidad, tales como:

  • Modelo de estudio de enfermedades como el melanoma o el albinismo.
  • Posibles dianas de fármacos relacionados con la pérdida del apetito y del bronceado.
  • Estudio de las diferencias de coloración de la piel en nuestra especie.
  • Biomarcadores de ceguera en especies ectodermas (Un animal ciego no puede adaptar su color al ambiente).

No será la última vez que hable de camuflajes, pero desde luego no está mal para empezar!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s