Arde el marfil por el elefante africano

En 2 semanas se han abatido 30 elefantes. No hablamos del censo mundial, hablamos de una reserva de la República Democrática del Congo. Mientras, se celebró en Botswana la llamada “Conferencia Internacional para la Conservación de los Elefantes Africanos”, que lucha precisamente contra esta lacra, la caza furtiva de elefantes para la obtención del preciado marfil.

elefanteafricano
African Elephant I by ERB20 (Deviantart)

Pero no es la única mala noticia respecto al futuro del elefante, y es que CITES (Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres) acaba de anunciar que de nuevo, en 2014, las muertes de elefantes producidas especialmente por estas prácticas superan al crecimiento natural de la especie, haciendo que los censos continúen descendiendo. Hablamos de que, en diversos estudios, a base de restos de este animal, se calcula que más de la mitad de las muertes son producidas por caza furtiva, lo cual no es sostenible. Y no parecemos aprender. De hecho, los datos indican que la caza furtiva del elefante africano (Loxodonta africana) sigue inalterada comparada con 2013.

African_Elephant_by_sammyc0530
African Elephant by sammyc0530 (Deviantart)

Pero tal vez aún exista esperanza para la especie; parece que nos encontramos en un tiempo en el que África le dice “NO” a los furtivos. El continente está viviendo, más que nunca, del turismo. Se calcula que un elefante muerto genera beneficios de 20.000€, dinero que va a parar a los bolsillos de furtivos y traficantes. Sin embargo, un elefante vivo vale para el sector del ecoturismo un millón y medio de euros. Este dinero, repercute no solo en empresas organizadoras de estas actividades, si no en toda la población local. Hablamos de que los beneficios de un elefante vivo equivalen a 75 elefantes muertos.

burn
Quema de marfil

Tal vez sea por ello por lo que ciertos países están comenzando una campaña de tolerancia cero al tráfico de marfil. En los últimos años estamos asistiendo a la quema de toneladas de marfil por parte de los gobiernos africanos. El último en sumarse es Etiopía, quemando 6 toneladas de marfil, valoradas en 12 millones de dolares. Dicho marfil ha sido confiscado en aeropuertos los últimos 20 años. Es la segunda quema de marfil del pasado mes de marzo, pues Kenya incendio recientemente 15 toneladas de marfil. El año pasado se sumaron países de otros continentes, como China o Bélgica, y pronto a esta larga lista se sumará Malawi, uno de los países más pobres del mundo, que pretende quemar casi 4 toneladas (el equivalente a casi 8 millones de dolares). Sin duda, estas acciones, quemando el marfil equivalente a montañas de billetes, nos hace tener un poco de esperanza, y manda un mensaje claro a los furtivos. Queremos a nuestros elefantes, no su marfil. Marchaos de África.

Sin embargo, estas quemas públicas deben ser apoyadas con una legislación acorde. Y es que, ahora 51 asociaciones de protección de la vida salvaje piden a Hong Kong que detenga el comercio ilegal de marfil, pues, a pesar de que en China está prohibida la caza furtiva de elefantes para su obtención, si se “facilita” el negocio de este preciado material. Entre estas asociaciones se encuentran WWF y el Instituto Jane Goodall. 

maxresdefault

Y es que, a pesar de las quemas de las que hablamos, en 2013 se importaron 206 colmillos de elefante a Hong Kong. Además de buena voluntad y piras de toneladas de colmillos, debamos adquirir todos, como colectivo firme, un compromiso total de condena contra estas actividades. No solo no queremos furtivos en África, no queremos gente que trafique con la vida de la fauna silvestre en nuestro país, y eso se extrapola a la ciudadanía española y a la china.

Hay muchas formas de ayudar; desde una adopción simbólica de elefante africano (con peluche incluido) hasta donar y apoyar campañas contra el contrabando de marfil, pasando por ayudar a diversas organizaciones como el IJG, que trabajan en múltiples campos, no solo centrados en los chimpancés. Investigad y buscad la forma que más se adecue a vuestra forma de actuar.

La tarea ya pasa de las voluntades individuales, ya empieza a trascender, poco a poco, la conciencia de la sociedad, y el último paso será la legislación firme y total, ya sea por concienciación o por pura presión mediática. Igual nos da. Que se acabe.

Anuncios

4 thoughts on “Arde el marfil por el elefante africano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s