En mareas misteriosas

Actualmente, sabemos más sobre la superficie de Marte que la de nuestro propio océano. Suena a ciencia ficción, pero así es. Y es que solo está explorado un 5% de los mares de nuestro planeta. No debemos olvidar que más del 70% de nuestro planeta está cubierto por océanos. Eso nos lleva, “a ojo”, a que desconocemos dos tercios de nuestro planeta.

whale_by_143
“Whale”, dibujo de 143, usuario de Deviantart

Muy de vez en cuando sale un nuevo descubrimiento de las profundidades del océano, en muchas ocasiones, de forma indirecta, mediante mapeados satélite. Muchos se plantean que el futuro de la supervivencia humana se encuentra fuera de nuestro planeta, dada la rapidez con la que lo estamos destruyendo; pero ¿Y si las respuestas se encontraran enterradas bajo toneladas de agua salada?

misty_seabed_ii_by_hitman_codename47-d24dqkv
Misty Seabed II, fotografía de “Hitman-codename47”, usuario de Deviantart

Y es que los océanos siempre han sido una gran inspiración para el hombre; a mi, entre otras muchas cosas, esta entrada me la inspirado la liberación de este tiburón ballena, uno de esos fascinantes animales que pueblan el fondo marino, aunque también influyeran algunas de las historias de animales marinos que he escrito en la corta vida del blog, siempre teniendo un lugar especial la historia de “52 Hz”, la ballena que ha duplicado las visitas del blog con su mística existencia.

 

Tal vez, ignoro si como solución, o como una forma de “autoconocimiento planetario”, no solo por la curiosidad científica, sino por dichas preocupaciones del futuro de la humanidad, debiéramos preocuparnos más de descubrir que hay en los océanos que nos rodean, antes, incluso, de preocuparnos de lo que hay fuera de nuestra atmósfera (Que nadie se tome esto como “paralizar la carrera espacial”, que soy el primer defensor y apasionado de esta, pero tomémonos en serio YA el fondo marino, que tiene tanto que ofrecernos como otros astros).

space_whale_by_mjhachem-d7aatwl
Space Whale, de justcallmemike, usuario de Deviantart

Así, como ejemplo e inspiración, dejo esta charla de Edith Widder; que reflexiona de este hecho tras haber rodado por primera vez a un calamar gigante, uno de tantos fascinantes y misteriosos habitantes de los fondos oceánicos.

 

Que por cierto, en España tenemos una oportunidad de lujo en Asturias, de la cual es imposible no hacer mención cuando nombramos al calamar gigante. El Parque de la Vida, situado cerca de Luarca, una de las puntas de lanza de la defensa e investigación de los fondos marinos en nuestro país, y resurgimiento, a partir de la fuerza de voluntad de individuales con enorme entereza, del antiguo Museo del Calamar Gigante, centro de referencia a nivel mundial, que fue tristemente destruido, de forma irónica, por el mismo medio del que era templo, el océano bravío e indómito.

nautilus_by_marcsimonetti
Nautilus, de Marc Simonetti, usuario de Deviantart

Hoy, el bosque de calamares gigantes se empieza a repoblar en este centro de divulgación científica, detrás del cual está la excelente gente del CEPESMA, organización dirigida por Luis Laria, al cual tuve la oportunidad de escuchar hace poco en mi facultad, gracias a la asociación de estudiantes a la cual pertenezco, AVAFES León. No es arbitraria esta mención, en este blog, a su labor. Creo que yo, entre muchos jóvenes, debemos a su labor la pasión y el interés por la ciencia, el medio ambiente y la protección de este, tanto como se la debemos al bueno de Félix y sus documentales. Miles de niños de Asturias y aledaños han visitado tanto el Parque de la Vida como el antiguo Museo del Calamar Gigante, maravillándose con las bondades de nuestro planeta. Sirva este párrafo de homenaje a su excelente labor.

parque_vida_10
Fotografía de “El Parque de la Vida”, de elzoo.es

Cierro el post con el vídeo “Océano”, de la campaña “La naturaleza está hablando”, de Conservación Internacional, y es que, si por algo hay que promover la investigación de los fondos marinos, es para que todo hombre, mujer y niño pueda valorar el enorme patrimonio ambiental que desconocemos, y es que no aspiro a que investigando el océano encontremos la forma de seguir subsistiendo dañando el planeta. Tal vez, descubriendo la enorme riqueza que alberga, nos demos cuenta que la solución no está en escapar, sino en defender hasta el último aliento a la madre naturaleza.

 

 


“Soy la fuente; de mí salieron. ¿Humanos?. No son diferentes. No les debo nada. Yo doy. Ellos toman. Pero yo siempre puedo tomarlo de vuelta…Es la manera en que siempre ha sido. De todas maneras, no es su planeta. Nunca lo ha sido. Nunca lo será. Pero humanos. Ellos siempre toman más de lo que les corresponde. Ellos me envenenan y luego esperan que los alimente…Bueno; las cosas no funcionan de esa manera. Si los humanos quieren existir en la naturaleza conmigo; y vivir de mí…Sugiero que escuchen con atención. Solo voy a decirlo una vez. Si la naturaleza no se mantiene saludable, los humanos no sobrevivirán. Tan simple como eso. ¿A mí? Me da igual, con o sin humanos. Yo soy el Océano. Una vez cubrí este planeta entero. Y siempre puedo cubrirlo nuevamente. Es todo lo que tengo que decir…”

El Océano

Anuncios

2 thoughts on “En mareas misteriosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s