Reflexiones sobre el lince ibérico: Nunca doblegado

Esta semana nos llega un notición a todos los amantes de la fauna autóctona de nuestro país, y es que el lince ibérico (Lynx pardinus), el felino patrio, sube un escalón en la lista roja de la IUCN, pasando de estar en peligro crítico a estar “solo” en peligro.

El año pasado se produjeron grandes avances en la conservación de este animal, siguiendo con la recuperación de la especie de los últimos años.  El Pacto nacional para la conservación del lince ibérico en Portugal, la firma del convenio para la protección del lince entre Andalucía y Murcia o el regreso de la especie a la provincia de Extremadura y de Castilla la Mancha son buenas muestras de ello.

Iberian-lynx-at-rest
Fotografía de Jose B. Ruiz

Sin duda, el lince ibérico ha mejorado sus censos. “52 individuos maduros en 2002 a 156 en 2012”, esa es la razón de la subida a un puesto más estable en la lista de especies amenazadas, o mejor dicho, un puesto “menos malo”. Y es que, sin dejar de celebrar esta noticia, no nos podemos olvidar que el lince ibérico está en peligro de extinción. Sin duda, detrás del proyecto LIFE existen enormes profesionales, tanto a nivel de campo como en los múltiples centros de cría de la especie.

Iberian-lynx-in-long-grass
Fotografía de John Cancalosi

Algo esta fallando: Casi una treintena de linces ibéricos murieron el año pasado. La mayoría de ellos fueron causados por el ser humano. De ellos, la mayoría murieron atropellados; el resto a causa del furtivismo, veneno, lazo, traumatismos o disparos. Sin duda, el atropello es la causa predominante; el 2014 se muestra como un récord en atropellos de lince, y 2015 no parece ir a mejor. Los atropellos del felino han aumentado un 375 % desde el 2012. WWF denunció durante la CE este hecho, informando de que las carreteras españolas carecen de suficientes pasos de fauna, y los pocos que hay se encuentran con un mantenimiento precario; teniendo incluso puntos negros en los que ha perdido la vida más de un lince.

Male-Iberian-lynx-side-profile
Fotografía de Wild Wonders of Europe

La realidad es que mientras Europa aporta 20 millones de euros a la conservación del lince ibérico mediante el proyecto LIFE , estos esfuerzos se ven minados por el poco interés de nuestro país en hacer las cosas correctamente, como bien apuntó hace ya un tiempo Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España, si bien en los últimos meses se han hecho algunos logros en estos aspectos.

Iberian-lynx
Fotografía de WWF-UK

Junto a los atropellos, otra de las principales amenazas del lince ibérico es el declive de su principal presa: El conejo, amenazado por múltiples enfermedades víricas, como son la mixomatosis y la enfermedad hemorrágica del conejo, de la cual ha aparecido una nueva variante recientemente, ambas especialmente virulentas, diezmando las poblaciones de este lagomorfo a su paso.

Female-Iberian-lynx-with-juvenile-female-Iberian-lynx-climbing-rock
Fotografía de Wild Wonders of Europe

Y es que ahora más que nunca, hay que garantizar que liberamos los ejemplares en territorios en los que no corran peligro. No es admisible que se sigan atropellando decenas de individuos al año mientras mucha gente dedica sus esfuerzos a la protección del lince. No es admisible que los políticos se acuerden del lince para levantar la tapa y salir en la foto, y sin embargo, cuando hay que reformar carreteras y legislar, se olviden de nuestro patrimonio medioambiental. Es un buen momento para apoyar la campaña “Ni un lince más atropellado”, que precisamente busca lo que su nombre indica.

Se acercan las elecciones, y este logro puede servir de excusa para que los fondos y medidas en favor del lince se reduzcan. Los políticos jugarán como siempre el medio ambiente como carta electoral, como ya se está haciendo con el lobo, y como se seguirá haciendo. Pero aún cabe esperanza. ¿Será este año, el año en el que el lince logre deshacerse de la guillotina del asfalto? Ojalá.

Young-Iberian-lynx
Fotografía de Mike Lane

Así que enhorabuena al lince, y enhorabuena a toda la gente que está detrás de la conservación de la especie. Pero cuidado, no nos relajemos: Ahora, más que nunca, debemos de proteger a este animal y pedir a las instituciones que no se relajen. Que todo el mundo sepa que detrás de esta noticia hay mucho trabajo, pero eso no quiere decir que dicho trabajo esté finalizado, ni que el lince ibérico está fuera de peligro. Sigamos luchando por él. Que el lince ibérico merece la pena.

 

 

 

Anuncios

3 thoughts on “Reflexiones sobre el lince ibérico: Nunca doblegado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s