Cecil: Ni el primero ni el último.

Actualización: Cada vez que hablo de leones me veo obligado a mencionar a los Joubert. Recientemente, Dereck Joubert ha escrito todo lo que tenía que decir sobre Cecil y sobre la caza de leones en este post. Creo que de todo lo que se ha escrito las últimas semanas, esto es lo mejor que podéis leer, de la mejor fuente. Lo que ponga de aquí en adelante un servidor, no vale nada al lado!

Andaba yo de vacaciones cuando me llegaron las noticias de la muerte de Cecil, el ya famoso león africano que ha muerto recientemente a manos de un dentista americano. Me llamo la atención el despliegue mediático que se formó. A las puertas del “día internacional del león”, que cae el 10 de Agosto si no me equivoco, me veo tentado y caigo en adelantar este tema ante este trágico caso. No es la primera vez que ocurre ni será la última. Tal vez sea la supuesta relación con nuestro país a la que se dió bastante difusión en un primer momento. Pero esto ha sido global. Tal vez que fuese una caza ilegal, que Cecil llevara un collar de radioseguimiento de Hwange Lion Research, que se realizase en una reserva, el sufrimiento del animal durante dos días o que fuese el león más querido de Zimbabwe fueran otras de las razones por las que esta historia se ha hecho viral. No se confundan, me aterra la muerte de Cecil como al que más, pero en África han muerto muchos leones, con una vida mucho más dura que la de Cecil, y de eso os voy a hablar hoy.

Cecil
Cecil el león, fotografía de African Bush Camps

Si me hubierais preguntado de pequeño mi animal favorito, os hubiera dicho el león africano. Dicen que cuando llego el VHS de “El Rey León”, me pasé un mes viéndolo todos los días, una y otra vez. De hecho, hace pocos años reviví ese sentimiento viendo el musical en Londres. Siempre me han pasmado al verlos en documentales o en (buenos) zoológicos, y una de mis mayores ilusiones en esta vida, de estas cosas que sabes que no puedes morir sin hacerlas, es ver uno en libertad. Es por ello que en honor a la reciente muerte de Cecil y al próximo #WordLionDay, me veo en la necesidad de hablar de esto inmediatamente.

3Q-XOB6XAz5O2zabe0dhHTMJdvmlHllFeZwRbYz7j5c2-ywCWdrDiNu4RwBx1GwmGUZ-3VYFlo9gKGTIocTR1A-600x338
Fotografía de Beverly Joubert
  • ¿EL ANIMAL MÁS EMBLEMÁTICO DEL MUNDO?

Probablemente el león sea el animal que más emblemático del mundo; durante milenios, ha sido representado por el hombre: Desde las cavernas de Chauvet, hace más de 30.000 años, al propio clásico de Disney, banderas de países, estatuas en juzgados, etc. El león siempre ha sido el rey de la selva (Bueno, de la sabana, dejando los dichos a un lado), el que dicta la ley en el Serengeti: El culmen de la cadena alimenticia en el ecosistema más rico y conocido del mundo. Su melena, a modo de corona, ha hecho de este gran felino el rey de reyes de la fauna a nivel mundial, haciendo que numerosas culturas hayan representado en algún momento a este animal o a otros grandes felinos en donde no se podía escuchar su rugido. Pocos conocen fuera de nuestras fronteras al lince ibérico, pocos idolatran al jaguar fuera de latinoamérica, pero es bien sabido que el león (Panthera leo) ha sido admirado por el ser humano desde hace milenios.

lions2
Leones de Chauvet. Fotografía de la fundación Bradshaw
  • ¿SU FAMA…SU CONDENA?

Probablemente, dicha fama sea el motivo de su condena. Siempre he sentido bastante respeto por la caza como método tradicional de abastecimiento; muchos cazadores son fieros conocedores y amantes de la fauna, saben que animales pueden sacrificar y cuales no, y aprovechan con respeto lo que les da la naturaleza mucho mejor de aquellos que van al supermercado a comprar la bandeja de carne picada. Sin embargo, siempre me ha causado cierta repulsión la caza como mero “deporte”: Matar por lucirse. El ser humano siempre se ha sentido superior al resto de seres vivos del planeta: De ahí deriva que seamos el culmen de la cadena trófica y que tendamos a dominar y masacrar a otras especies. Tal vez el león, por su estampa y poderío, sea actualmente y siempre el más preciado de los trofeos. Supongo que en los pequeños cerebros de esta gente, matar a un búfalo sea como matar a una vaca, pero un león ya sean palabras mayores. Te debe subir la testosterona y hacerte más hombre; pero nada más lejos de la realidad. Podría llegar a respetar, desde el desacuerdo, la caza como deporte. El problema es cuando disparamos a especies en peligro de extinción. El problema es cuando disparamos en parques protegidos. El problema es cuando disparamos ilegalmente. Al final, el problema es, simplemente, cuando disparamos.

lion_by_jonescrusher
Fotografía de Jones Crusher
  • LAS CONSECUENCIAS

Matar a un animal en peligro no tiene como única consecuencia el tener un “bonito” trofeo en casa. Si alguna vez habéis estado en una exposición de taxidermia y tenéis empatía, entenderéis las comillas. La muerte de un animal objeto de un estudio científico con más de 15 años de antigüedad (Como ocurriera con el famoso “lobo Marley” hace unos años) es aún más grave si cabe. Pero es que el león es un caso especialmente sangrante. Cecil, al igual que miles de leones tiroteados, era el macho alfa de la manada. Cuando estos animales pierden el puesto, ya sea por derrota o muerte, ya sea a manos de otro macho o una bala, la manada debe tener un nuevo líder. Y para asegurar su puesto, diezma la prole del antiguo líder, y a las madres que intenten impedirlo. No solo ha muerto Cecil. Esa bala se puede haber llevado hasta a 20 ejemplares de león africano; que es más o menos la cifra media de bajas que se cree que causa la muerte del líder de la manada.

v3-Melissa Bachman dead lion
Melissa Bachman, cazadora bastante conocida
  • LA REALIDAD: CANNED HUNTING

Cecil fue afortunado. No me malinterpreten. Un malnacido le pego un tiro. Eso no es tener buena suerte, desde luego. Por desgracia, hay leones que mueren en condiciones mucho más trágicas. Se calcula que, con foco en Sudáfrica, 8.000 leones son criados para abastecer lo que se conoce como “Canned hunting. ¿Qué es la canned hunting?

lion-farm
Granja de leones

Imaginaos una perrera en malas condiciones; pero en vez de perros, hay leones y llamadlo, “Centro de rescate de leones”. Cobrad a los turistas por hacerse selfies con cachorros de león (Desgraciadamente, me recuerda a cierto programa de TV). Criadlos en malas condiciones, pero criadlos cerca de vosotros para que no os tomen por una amenaza ni os tengan miedo. Cuando crezcan, dejadlos en un recinto, ante un tipo que paga por meterle un tiro a un animal que piensa que le vas a dar comida, y se comporta como un gatito. Os dejo el trailer de “Leones de Sangre”, documental que pronto tratará el tema:

Si algún león es poco impresionante, siempre podéis matarlo vosotros mismos y vender sus huesos al mercado negro, donde darán “el pego” por huesos de tigre, muy recurridos en la “medicina tradicional” de oriente (Cuando acaben con los 3.000 tigres, irán a por los 20.000 leones, tenedlo por seguro). Estos leones no tuvieron la oportunidad de Cecil; fueron criados como pollos y explotados toda su vida, para acabar con una bala en la cabeza, para abastecer el ego de algún ricachón europeo o americano, los cuales mataron un animal que no suponía ninguna amenaza ni reto. Matar a un león fruto de la “Canned hunting” no tiene más mérito que matar al gato del vecino. Bueno; tal vez sea más difícil y te de más masculinidad matar a un gato doméstico, por eso de que el blanco es bastante más pequeño.

o-TIGER-BONE-WINE-facebook-600x448
Esqueleto de tigre en vino de arroz. Foto de Save the Tiger Fund
  • ¿HEMOS APRENDIDO ALGO?

Cecil no fue criado en cautividad. Pudo conocer que se siente al ser el líder de la manada. Un cabrón se lo arrebató con una flecha. Tras días de agonía fue rematado. Ahora, la clínica de Walter J. Palmer, el autor de la matanza, sirve de homenaje a este animal y de castigo a su ejecutor, que si bien ha pedido disculpas, está acusado de participar en una captura ilegal de uno de los animales más bellos que ha visto este planeta, y no es el primer animal en peligro con el que acaba este hombre, como hemos visto en las fotografías que Jimmy Kimmel en su programa (genial monólogo).

Stuffed animals are placed in front of Walter Palmer's dental practice, River Bluff Dental, in Bloomington, Minn., on Wednesday, July 29, 2015. Palmer, who went on a guided bow hunting trip for big game in Zimbabwe, said that he had no idea the lion he killed was protected and that he relied on the expertise of his local guides to ensure the hunt was legal.  (Glen Stubbe/Star Tribune via AP) MANDATORY CREDIT
Peluches a la entrada de la casa de Walter J. Palmer (Glen Stubbe/Star Tribune via AP) MANDATORY CREDIT

 acompañó recientemente a los famosos documentalistas de NG, los Joubert, dicha pareja ha dedicado su vida a documentar la vida de los leones africanos entre otras especies; también son los artífices de “Rinocerontes sin fronteras” (Si quieres saber como llevar rinocerontes volando y porque, echa un ojo a este post). Allí, Stopera hizo algunas fotos que demuestran lo peligroso que es un león salvaje; ya no estamos hablando de la cría para trofeo, hablamos de animales como Cecil:

enhanced-buzz-23088-1384794642-13
“Solo para enseñaros lo DIFÍCIL que es cazar un león; aquí tenéis un selfie con uno”. Fotografía de Matt Stopera

Mientras un país y el mundo se indigna por la muerte de Cecil, miles de animales en peligro de extinción son cazados para acabar en una pared o en una fotografía. Mientras los enemigos naturales del león han enterrado el hacha de guerra para protegerle (si quieres saber más de la bonita historia de los “Guardianes de leones”; te recomiendo visitar este otro post), hay gente que paga por matar a la fauna de otros países. ¿Os imagináis que un americano paga por matar un lince ilegalmente?. Eso ha pasado en África. Sin duda, indignarnos por Cecil es un paso: Evitar que se repita, es el siguiente.

  • COLABORA

Existen numerosas ONG que participan en la defensa del león africano. A mi, particularmente me encanta “Cause an uproar”, iniciativa de los Joubert y National Geographic que contempla a todos los grandes felinos; podéis ayudar a construir una boma; una forma de proteger el ganado de las poblaciones que conviven con el león para reducir el conflicto entre seres humanos y leones. He creado una campaña de colecta en nombre del blog; es sencilla de utilizar y el 100% va destinado al campo. Si queréis participar, os dejo el enlace de la campaña “CONSTRUYE UNA BOMA” de Nasua.

AKTF-per-060-akt-and-boma-Nat-Geo-is-using-600x400
Las bomas son construcciones eficaces para proteger el ganado

Ojalá llegásemos a 500$ para construir una, pero casi me conformo con los 25$ para reparar una durante un año! Animaos. Otras campañas interesantes son el proyecto Leonardo de Panthera, a WILDCRU (la asociación detrás del collar que llevaba Cecil) o los propios “Guardianes de Leones”. También podéis ayudar a los leones de nuestro país, rescatados de la explotación o el tráfico ilegal, alojados en AAP Primadomus (Si queréis saber su historia y como ayudar, os mando a este otro post del blog). Todas estas campañas pueden ser apoyadas no solo económicamente, también siendo difundidas. Así que, como en otras ocasiones, os animo a compartir el post y a seguir el blog en el facebook y twitter de Nasua; cuantos más seamos, más fuerza tendrá nuestra intención de concienciar y educar para asegurar el bienestar animal y la conservación de la naturaleza. Un saludo!

Anuncios

3 thoughts on “Cecil: Ni el primero ni el último.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s