Sobre CITES y nuestro deber con la fauna silvestre

Mucha gente, incluso que tiene animales exóticos, desconoce lo que es CITES. Las siglas representan a la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres; dicha convención internacional tiene por objetivo velar por el correcto tráfico legal de especies exóticas para asegurar su supervivencia y seguridad.

Guardia Civil buhos internenidos--644x362--644x362
Buho real incautado. Fotografía perteneciente a la Guardia Civil

Dado que el tráfico ilegal de fauna exótica y sus subproductos es el tercer negocio ilegal más lucrativo, es clara la necesidad de una normativa y reglaje de dicho comercio. CITES da las herramientas y el marco legislativo a los gobiernos adheridos, pero son ellos los que deben aplicar la normativa y legislar para impedir la explotación de fauna silvestre; de hecho, la UE se ha adherido recientemente a CITES, aunque muchos países miembros ya lo habían hecho desde hace años.

ALE01. SALEM (ALEMANIA), 11/04/2015.- Un Macaco de Berbería bebé es visto hoy, lunes 11 de mayo de 2015, en Salem (Alemania). EFE/FELIX KAESTLE
Macaco de berbería, una de las especies más afectadas por el tráfico ilegal, presente en muchos centros de rescate españoles. Fotografía de Felix Kaestle

Los animales exóticos deben tener sus papeles de CITES en regla, esto nos asegura que pertenecen al comercio legal, esto es, “garantizar” que dichos animales no son capturados del medio ni hacinados de forma inhumana. Y es que el problema del comercio ilegal no es solo que no respeta los censos de especies y los hábitats, sino que los animales son extraídos de forma traumática del medio y transportados de forma inhumana, muriendo muchos de ellos en el transcurso del viaje.

Rescate_Leon.JPG
León incautado. Fotografía perteneciente a la Guardia Civil

CITES divide a los animales en 3 apéndices; podéis consultar donde se encuentra cada especie aquí:

  • Apéndice I: Animales en peligro de extinción cuyo comercio solo se autoriza en situaciones excepcionales.
  • Apéndice II: Animales cuyo comercio debe ser reglado para asegurar su supervivencia.
  • Apéndice III: Animales que tienen reglamento especial en algún país o región.
Tortugas_CITES_01_260908_1__810368375
Caparazones de tortuga incautados. Fotografía perteneciente a la Guardia Civil

Hay que decir, que si bien CITES es una “buena guía” de como hacer las cosas bien, como he dicho, debe acompañarse de una buena legislación nacional. Actualmente, si bien las especies del primer anexo se encuentran bajo una protección bastante blindada, las especies que no están en peligro crítico de extinción o que han nacido en cautividad están en muchas ocasiones algo desprotegidas, con sanciones demasiado suaves para los que perpetran delitos relacionado con el tráfico de dichas especies. Además, son numerosas las especies que no aparecen en CITES y que están únicamente amparadas por legislación nacional como el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.

raccoon_by_dynnnad
El mapache es una de las especies que más problemas causa al liberarse al medio. Fotografía de Dynnnad

Una vez explicado que es CITES, queda clara una cosa: Se debe exigir al adquirir un animal exótico dicho certificado, que nos asegure que estamos adquiriendo un animal criado en cautividad, cuya extracción no ha supuesto un trauma para dicho ejemplar ni una amenaza para el ecosistema.

El problema es, que actualmente más de 200.000 animales silvestres llegan anualmente a los centros de recuperación, zoológicos, almacenes de decomisos o peor aún, son abandonados en el medio, pudiendo significar en muchos casos un riesgo enorme para nuestro ecosistema o simplemente desembocar en la muerte del animal; de esta problemática ya hablé anteriormente en el blog en este post sobre especies invasoras y las consecuencias de abandonar una mascota exótica; sin duda una entrada que hace un gran complemento a esta.

1. ANIMALES NATURALIZADOS INTERVENIDOS
Animales disecados incautados. Fotografía de la Guardia Civil

La tenencia de mascotas exóticas es una clase de mascotismo que nunca me ha apasionado, pero por suerte he conocido a personas que son capaces de lidiar con dichas especies y darles una vida digna y feliz en cautividad. Pero la realidad es que miles de personas adquieren anualmente animales exóticos sin estar capacitados para atender sus necesidades biológicas.

En caso de que queramos tener una mascota diferente, es necesario que nos mentalicemos: No son especies domésticas. No podemos adaptarlas a un terrario. No podemos adaptar a animales exóticos a nuestra forma de vida. Nosotros tenemos que adaptarnos a ellas, con lo cual requerirá más esfuerzo, más conocimientos y más dinero que con las mascotas tradicionales. Debemos tener muy clara la clase de animal que estamos adquiriendo, sus hábitos, su alimentación, su organización social y diversos aspectos con los que podamos garantizar que podemos adaptarnos a dicho animal. Una vez tengamos claro todo esto, otro punto fundamental es asegurarnos que adquirimos dicho animal en un lugar digno de confianza y sobre todo, que nos garantice que dicho animal es legal y tiene su CITES en regla, y obviamente, nunca debemos arrancar a estos animales del medio natural.

inquisitive_by_decolesse-d60e7hf
Macaco de berbería. Fotografía de Cassandra Heatley

El problema es que parece que existe una moda creciente de ver quien tiene la mascota más rara, y progresivamente, hemos ido esquilmando diversas especies para el mascotismo, teniendo que hacer evolucionar la legislación junto a dicho movimiento. ¿No hemos domesticado ya suficientes especies? ¿No hemos convertido suficientes animales silvestres en mascotas? ¿Tiene sentido que en el siglo XXI sigan apareciendo en España primates o grandes felinos, que tengan que acabar en MONA, Rainfer o AAP? (Os remito al post sobre rescate de grandes felinos de hace un tiempo).

Tal vez debamos empezar a poner más líneas rojas en las especies que un particular puede tener en cautividad para disfrute personal, y sobre todo, garantizar que dichos animales han sido adquiridos correctamente y son tratados correctamente. Lo que está claro es que existen multitud de especies que no son adecuadas para mantener en cautividad por mero divertimento para un particular; de hecho, existen especies que nunca debieran estar en cautividad bajo ningún concepto.

thumb
Lince recuperado. Fotografía perteneciente a la Guardia Civil

Es vital que el reglamento CITES sea de conocimiento de profesionales relacionados con la fauna exótica, tanto vendedores como veterinarios y biólogos deben saber aconsejar y hacer cumplir la normativa vigente para defender nuestra biodiversidad. Es vital también, que los medios no promuevan la tenencia de dichos animales en cautividad, haciendo ver que un oso se puede sentar en un sofá, que puedes llevar a un zorro con una correa o que puedes hacerte un selfie con un león, como se ha hecho en un reciente programa de televisión que ya critique en su momento en este post, el cual os recomiendo leer si os interesa el tema.

14330940360006
Cacatúas introducidas en botellas de plástico para su tráfico ilegal. Fotografía de Reuters

Como he dicho, esto no es ninguna regañina a los locos por las tarántulas e iguanas. Es una llamada a la responsabilidad popular: Seamos conscientes de la diferencia entre una especie exótica y otra doméstica, y actuemos en consecuencia. Que no sea arrancada de su medio natural, ni acabe volviendo a él por desconocimiento. Tener una mascota siempre es una responsabilidad, pero sin duda, un animal no domesticado requiere un gran compromiso por parte de su dueño y amigo.

Como siempre, agradecer a asociaciones como Amus, AAP, Mona, Grefa, Rainfer, Fieb y demás centros en España donde se vela por el bienestar y el futuro de estos animales; es vital reforzar y dejar clara la excelente labor de estos centros, que evitan que los animales decomisados acaben en almacenes como si fueran bolsos (Labor que también realizan muchos zoológicos); os recomiendo buscar las páginas de las respectivas organizaciones que os he comentado, ya que todas tienen diferentes formas de que podamos apoyar su labor, ya sea económicamente, con juguetes para los animales, voluntariados, etc. Estos centros apenas tienen ayudas económicas del estado por hacer el trabajo que debería hacer y subvencionar el gobierno. Especialmente escandaloso es el caso de Rainfer, al borde del cierre con más de 100 primates; o de Asturias, donde el Núcleo Zoológico el Bosque y el Parque de la Vida actúan como centros de recuperación y de especies amparadas por el CITES con un nulo apoyo de las instituciones. Por supuesto, la Guardia Civil también es parte vital de la lucha contra el tráfico ilegal, a través del  Servicio de Protección de la Naturaleza o SEPRONA, realizando cada año numerosas incautaciones de fauna exótica, colaborando con dichos centros en parar el tráfico ilegal de especies.

Actividades_2_345
Campaña de AMUS “Mascotas prohibidas”

Os dejo unos consejos de la campaña “Mascotas prohibidas” de AMUS, la cual estamos difundiendo desde la asociación AVAFES León; de nuevo, os remito a ella pulsando aquí.

Si ves alguno de estos animales en libertad avisa a un centro de recuperación, SEPRONA de la Guardia Civil o al 112 cuanto antes, detallando la localización, el número de ejemplares y su actividad o movimientos.

Todos estos animales no pueden tenerse en cautividad a menos que estén registrados ante las autoridades ambientales de la Comunidad Autónoma.

Si no puedes asumir la responsabilidad de tu mascota, asegúrate de dejarla en buenas manos.

JAMÁS la sueltes al medio natural, puedes estar sentenciándola a muerte y vas a generar o contribuir a graves problemas en los ecosistemas e incluso para la salud humana. Además, es un delito perseguido y penado por la ley. Hazla llegar a un centro de recogida de fauna o llama al 112.

Por último, como en otras ocasiones, os incito a compartir el post si os ha resultado enriquecedor. Creo que este, con más importancia que nunca, pues es vital que todo aquel que tenga especies exóticas o esté pensando en adquirir una sea consciente de como hacerlo correctamente. Además, os animo a seguir el blog en el facebook y twitter de Nasua; cuantos más seamos, más fuerza tendrá nuestra intención de concienciar y educar para asegurar el bienestar animal y la conservación de la naturaleza. Un saludo!

PD 1: Firma para ayudar a la protección del macaco de Gibraltar!

PD2: Firma para evitar el cierre de Rainfer!

Anuncios

5 thoughts on “Sobre CITES y nuestro deber con la fauna silvestre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s