Reflexiones sobre el lobo (III): ¿Tiene sentido matar lobos?

En el tercer aniversario de la muerte de Marley, el lobo radiomarcado con motivos científicos y conservacionistas que fue abatido en Picos de Europa, conviene hacerse una pregunta bastante sencilla de realizar, pero más complicada (o no) de responder. ¿Tiene sentido matar lobos?

El ser humano siempre ha estado en conflicto con los depredadores de nuestro planeta. Desde tiempos inmemoriables, han sido competidores nuestros por los recursos. El lobo tiene la particularidad de haber cooperado con el ser humano. Fue la domesticación del lobo, la que hizo posible que el ser humano y el lobo, que posteriormente se convertiría en perro, compartieran presas hace miles de años, en un precursor de la caza con sabueso actual.

Iberian Wolf (Canis lupus sygnatus) Alpha male feeding on deer Controlled conditions. Granada, Spain
Iberian Wolf (Canis lupus sygnatus). Fotografía de Arturo de Frias

Pero muchos siglos después, con la aparición de las armas de fuego, el ser humano comenzó a recurrir a la caza como elemento regulador del medio, dejando de lado la función de sustento, jugando a ser dios más que en ninguna etapa de la Tierra. Fue, bajo el estruendo de la pólvora, cuando diversos animales “molestos” para la comodidad de nuestra especie sufrieron el famoso control de alimañas en nuestro país, con diversas variables en toda Europa y el mundo, siendo, dichas armas, esgrimidas por auténticos catetos, las que llevaron a la extinción a numerosas especies en los últimos siglos.

Y entonces llego Félix Rodríguez de la Fuente, del que ya hablé en el blog hace tiempo. Y con él, unido a otros muchos factores, un cambio total en la mentalidad española. El lobo ibérico se salvó, junto a otras especies, de la etiqueta de alimaña. El lobo pasó, en los años venideros, a ser una especie incluso protegida en algunas zonas del país, y sus centenares pasaron a millares en pocas décadas, volviendo, poco a poco, a retomar su antiguo territorio.

andoni_canela_lobos_5
Iberian Wolf (Canis lupus sygnatus). Fotografía de Andoni Canela

Actualmente, nos encontramos en una época en la que el lobo vuelve a estar de moda. Conflictos de intereses hacen del control de las poblaciones del lobo ibérico un debate y pelea constante entre distintos colectivos. En estos momentos, es cuando debe verse quién esta de verdad apostando por el lobo, y quién está apostando por intereses personales. Y es que en un tema tan conflictivo, es importante que todos los sectores implicados lleguen a un consenso.

El tema que más me escama de todos es el siguiente: ¿Es el lobo el verdadero causante de los problemas del sector ganadero? ¿O es, simplemente, el perfecto chivo expiatorio? Nuestros gobernantes han encontrado a un enemigo mucho mejor que el de la oposición, pues es el lobo quién no puede llegar al congreso de los diputados y rebatir los datos que se muestran sobre las bajas que causa a la ganadería. El lobo es utilizado como As bajo la manga en política, con fines electoralistas, jugando con el delicado momento que vive España, cuya crisis y austeridad golpea con especial fuerza al sector ganadero.

Canis_Lupus_Signatus
Iberian Wolf (Canis lupus sygnatus). Fotografía de Juan José González Vega

Es importante eliminar y erradicar la demonización de la especie, que tanto daño hizo en el siglo pasado (Podéis leer más sobre este tema en el post sobre el lobo titulado “Discernir demonios”). Creo que el problema de los controles poblacionales no es la supervivencia de la especie, pues los censos siguen aumentando poco a poco. El verdadero trasfondo de toda esta cuestión es: ¿Tienen los controles poblacionales verdaderamente un efecto positivo? ¿Reducen los daños de lobo? ¿O son solo una forma de quema de brujas? ¿Una forma de aliviar el odio hacia dicho chivo expiatorio?

Iberian Wolf (Canis lupus sygnatus) Alpha male in perfect
Iberian Wolf (Canis lupus sygnatus). Fotografía de Arturo de Frias

Es curioso como generalmente, son políticos los que promueven esta medida de protección del ganado, mientras que muchos biólogos, tanto a nivel nacional como internacional, han informado de que los controles poblacionales pueden tener efectos negativos. La explicación es simple, y no requiere tener unos grandes conocimientos para entenderla: Se mata a parte de una manada, lo cual, para nada hace cesar su necesidad de alimento. Sin embargo, es debilitada, ergo deberán recurrir a animales más débiles o fáciles de cazar; es decir, ganado doméstico. Probablemente, en ciertas situaciones excepcionales, el control poblacional pueda ser una elección a plantear, pero no parece tener mucho sentido que el control cinegético sea la herramienta para la convivencia con la especie.

Parece mucho más interesante defender al ganadero y al lobo en lugar de darles armas para enfrentarse en una guerra sin sentido. Cobrar por matar lobos es, desde luego, mucho más rentable para algunos bolsillos afortunados que el invertir en ayudas para el sector ganadero y la conservación del lobo, pero es dejar la ética y la ciencia de lado. Las ayudas por daños de lobo están bien, pero sería mucho más interesante intentar prevenir los ataques que pagar tras la producción de estos. Protección del ganado o potenciar razas autóctonas son algunas de las herramientas que pueden llevar a la verdadera convivencia con el lobo, junto a otras propuestas y modelos extranjeros que ya he tratado en el blog (Os aconsejo leer sobre la convivencia del pueblo masái y los leones).

Iberian Wolf (Canis lupus sygnatus) Alpha male feeding on deer, its mouth tinted with fresh blood Controlled conditions. Granada, Spain
Iberian Wolf (Canis lupus sygnatus). Fotografía de Arturo de Frias

Es importante potenciar la marca del lobo ibérico, el ecoturismo responsable, poco intrusivo, que permita sentir y ver al lobo sin importunarle. Una especie salvaje viva vale mil veces más que una muerta, y ese dinero repercute en las regiones en las que habita dicha especie, a diferencia de la caza sin fundamento (La de pego un tiro a todo lo que se mueve, que todos sabemos que hay cazadores que aman la naturaleza y otros que la explotan sin responsabilidad alguna).

Es importante, en una época en la que la información es tan accesible, ser honesto y moderado, luchar por una población sana de lobo ibérico, sin afirmaciones categóricas que desvirtúen la realidad, y creen fantasmas y enemigos donde debe existir un marco de colaboración. Hay que creer en esta especie, en las posibilidades de que los censos aumenten, y sobre todo, de que las poblaciones se sigan extendiendo y se conecten, algo vital en el intercambio genético de poblaciones de carnívoros.

Canis_lupus_signatus_-_01 (1)
Iberian Wolf (Canis lupus sygnatus). Fotografía de Carlos Delgado

¿Tiene sentido matar lobos? ¿De verdad tiene efectos positivos notables en la protección del ganado extensivo? ¿O tal vez fuera más viable blindar y proteger tanto al ganadero como a la especie? Peleas entre “ganadurros” que pretenden exterminar la especie y tener a su ganado sin protección y “ecolojetas” que hablan de acabar con el ganado extensivo, la realidad es que el lobo y el ser humano deben de convivir.

Potenciar esta convivencia con el animal más mítico de la península ibérica es el único camino posible. ¿Tiene sentido matar lobos? Yo creo que no, al menos para los intereses de un país civilizado que pretende tener un desarrollo rural sostenible. Tal vez tenga sentido para aumentar la testosterona de unos pocos escopeteros, y enfriar las pocas neuronas de algunos iluminados, pero poco sentido tiene hablar de matar lobos y ayudar al sector ganadero, y en la mayoría de ocasiones los que esgrimen que el control poblacional de la especie es la herramienta principal para “convivir con el lobo” llevan detrás la ignorancia o los intereses personales.

Wolf_and_Roe_Deer
Iberian Wolf (Canis lupus sygnatus). Fotografía de Arturo de Frias

Como en otras ocasiones que he hablado del lobo; este post no pretende ser la “solución mágica” a la convivencia con la especie. Soy perfectamente consciente de que estos temas han sido ya tratados por mucha gente. Intenta ser una opinión personal y conciliadora sobre el futuro de la especie. Si os ha gustado el post, podéis seguir el blog en facebook y twitter, donde encontraréis muchos más post sobre conservación y fauna salvaje. Compartid, pues la educación ambiental y la divulgación científica no es nada sin el boca a boca!

Queremos que la convivencia del ser humano y el lobo ibérico sea un modelo a seguir por otros países, pero para ello debemos trabajar todos, sin marketing, extremismos, ni juegos de política, con verdaderas intenciones de proteger nuestro medio ambiente.

Anuncios

4 thoughts on “Reflexiones sobre el lobo (III): ¿Tiene sentido matar lobos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s