La historia de otro gato mongol

Ante todo disculpas por el título, no se me ocurría nada atrayente o poco obvio, así que ha quedado ese churro…Pero bueno, vayamos a contar la historia en sí; en la primavera de 2014, el equipo de Matthias Fiechter y otros miembros de Snow Leopard Trust retiraron una cámara de fototrampeo que habían colocado al lado de un abrevadero de las montañas Tost, en Mongolia. Dentro de la tarjeta de memoria encontraron unas curiosas imágenes: Una madre y tres crías, de uno de los animales más elusivos del mundo. En las frías cumbres de las montañas de Asia Central, a casi 6.000 metros de altura, vive la pantera de las nieves (Panthera uncia).

snow_leopard_by_innocentium-d68h54s
Pantera de las nieves en el zoo de Omaha. Fotografía de Innocentium

En 2008, Snow Leopard Trust comenzó el primer estudio a largo plazo de la ecología y el comportamiento de la pantera de las nieves, el “Panthera” más misterioso de todos, dado su inhóspito hábitat y su gran camuflaje (Para haceros una idea de lo esquivo que es este animal, os recomiendo este post de Antonio Martinez Ron, que os puede sonar de Orbita Laika, y en el que habla de las aventuras de 4 españoles buscando a este animal). Para ello se valieron de herramientas de las que ya he hablado en otras ocasiones: Cámaras de fototrampeo, collares de GPS y diversos gadgets conservacionistas más.

snow-leopard-watch
Fotografía de leopardo de las nieves

Hasta entonces, se sabía bastante poco del comportamiento de este animal en estado salvaje; y en este estudio se descubrió que esta especie migra entre cadenas de montañas, atravesando desiertos y estepas, consiguiendo así priorizar la creación de corredores entre cadenas montañosas para la conservación de la especie. Hasta entonces se creía que este animal migraba solo “verticalmente” (es decir, subiendo a la montaña en los meses más calurosos).

Pero bueno, volvamos a la historia de nuestra protagonista. En 2010, cuando Anu tenía en torno a 1 año de edad, fue fotografiada por primera vez por las cámaras de este equipo. En aquella foto se encontraba oculta tras su madre, “Curiosa”, en honor a su comportamiento con las cámaras.

Photo Courtesy of Matthias Fiechter
Anu y su madre en 2010. Snow Leopard Trust

Tras calcular la edad, los científicos de SLT estimaban que pronto Anu se separaría de su madre para independizarse; y fue así como en la primavera de 2011 hizo su siguiente aparición en frente de la cámara, en esta ocasión como una joven emprendedora que viajaba sola. Casualmente, unos días después del reencuentro con una independiente Anu, un ejemplar de pantera de las nieves fue capturado en una de las trampas ocultas, las cuales se colocan con la intención de colocar collares GPS a los ejemplares. Cual fue la sorpresa para el equipo que el ejemplar no era otro que Anu, a la cual se le colocó un collar cuya batería dura año y medio.

When we saw Anu again in 2011, she had dispersed from her mother and was traveling along. Photograph: Snow Leopard Trust
Anu viajando sola en 2011. Snow Leopard Trust

Ahora el equipo tenía acceso a los movimientos de Anu. Estuvieron pendientes de sus desplazamientos durante meses, hasta que en la primavera de 2012 (un año después) comenzaron a notar cambios en sus patrones de movimiento, restringiéndose a una porción reducida de su territorio, hasta que se paró. Para el equipo no había duda posible: Anu estaba a punto de dar a luz.

El equipo siguió la señal hasta una cueva remota, no muy lejos de su campamento base. Se escuchaban ruidos justo debajo de ellos, así que con un rudimentario “palo de selfies”, intentaron grabar lo que había allí. Esto dio como resultado las primeras imágenes de crías de leopardo de las nieves en su cubil, en estado salvaje, lo cual causó bastante ajetreo en el mundillo de la conservación de grandes felinos. Os dejo el vídeo a continuación:

Unos días después, Anu salió a cazar comida (gracias al collar la tenían muy controlada) y el equipo aprovechó para examinar la cría superviviente (Es relativamente común en grandes felinos, y en muchas otras especies que solo se logre sacar adelante parte de la camada).

snow_leopard_cub_by_snowporing-d2xhila
Cachorro de pantera de las nieves de Cat Survival Trust. Fotografía de SnowPoring

Tras esta incursión, Anu y su cría siguieron con su vida, y empezaron a aventurarse fuera del cubil, y poco después el collar dejó de funcionar. Podría ser el fin de los encuentros con este animal, ya considerado un embajador de la especie; sin embargo el equipo consiguió reconocer a Anu y a su cría meses después, tras el duro invierno mongol, en una de sus cámaras de fototrampeo. Parecía que se las estaban arreglando sin problema.

Anu and her cub, 2012. Photograph: Snow Leopard Trust
Anu y su cría en 2012. Snow Leopard Trust

Tras esta última fotografía, se perdió el rastro a la singular pareja durante mucho tiempo, siendo ya segura la independencia de la nueva heredera de Anu, y posiblemente su madre estuviera ya criando una nueva camada. Fue en 2014 cuando se grabaron en otra cámara a una madre y tres crías, como os comentaba al principio del post. De nuevo, imágenes bastante curiosas de uno de los felinos más esquivos del planeta:

Cual fue la sorpresa de los investigadores cuando descubrieron entre las fotos de cámaras cercanas una foto clara de la madre, la cual tenía un patrón de manchas inconfundible, que fue descifrado tras horas de trabajo: Era Anu de nuevo, junto a una segunda saludable camada de tres cachorros, la que habían grabado días antes.

Sin duda, haber podido ver a un ejemplar crecer y dejar descendencia en varias ocasiones, en un entorno tan esquivo y sin posibilidad de hacer un gran seguimiento es lo que hizo grande el caso de Anu. Esto da esperanza al equipo de Snow Leopard Trust, los cuales, junto a Panthera y otras organizaciones, son la última esperanza de este animal.

snow_leopard_cub_by_tygrik
Cría de leopardo de las nieves en el Zoo Usti. Fotografía de tygrik

Y es que es una especie fuertemente amenazada. Uno de los principales problemas es el conflicto con el ser humano, pues el leopardo de las nieves tiene como presa a algunas especies domésticas. Como siempre, para arreglar esto hace falta colaboración con la población local y precauciones a la hora de manejar el ganado. Nada nuevo bajo el sol. El mismo problema hay en las faldas del Himalaya o en las de Picos de Europa, ya sea lobo o leopardo de las nieves. En el caso de esta última, se estima que menos del 30% de sus presas son domésticas, y que un aumento de las precauciones reduciría esta cifra (Muy interesante este post sobre el tema). En ello están los amigos de Snow Leopard Trust.

A US hunter with a snow leopard trophy P
La caza furtiva sigue siendo un problema en la especie

Como otras especies de climas fríos (y de cualquier clima), el cambio climático es otra gran amenaza. El aumento de las temperaturas podría hacer que más de un tercio de su hábitat dejara de ser viableEste diciembre nos jugamos mucho en la cumbre de París, ergo os recomiendo apoyar la campaña #NiUnGradoMás de WWF y gritar bien alto en diciembre que los ciudadanos queremos un mayor apoyo a las energías renovables. Pero como siempre, esto no se reduce a las grandes empresas: Nuestros hábitos de consumo son los principales responsables. El furtivismo sigue siendo también otro de los problemas de la especie, especialmente por su piel, única entre todos los felinos.

snow_leopard_6_by_sheltiewolf-d7wz8l5
Leopardo de las nieve en el Tama-Zoo. Fotografía de sheltiewolf

¿Podrá la pantera de las nieves esquivar la extinción? Esperemos que con las inspiradoras historias de animales como Anu y trabajos ejemplares como el de Snow Leopard Trust, así sea. Os recomiendo encarecidamente visitar su web, con bastante información sobre proyectos de conservación y diversas formas de ayudar. Este post es una traducción (con matices, opinión personal, etc) de una historia narrada en uno de los blogs de NG; la cual me pareció interesante traer a nuestro idioma. Podéis leer la noticia original aquí. Como en otras ocasiones, os animo a compartir el post y a seguir el blog en el facebook y twitter de Nasua! Nos leemos.

Anuncios

2 thoughts on “La historia de otro gato mongol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s