El vis a vis de los animales: Desfragmentando ecosistemas

La pérdida de hábitat es una de las mayores amenazas para la biodiversidad en todo el planeta debido a la acción del hombre. Sin embargo, el problema no es solo la disminución del área que conforma el ecosistema de cualquier especie. Esta pérdida no tiene porque producirse “en bloque”, eliminando la parte sur de un bosque más cercana a una urbanización: También mediante su fragmentación, es decir, una gran extensión de hábitat se transforma en “parches” más pequeños, los cuales están aislados unos de otros.

Además del obvio descenso de las poblaciones que esto causa, uno de los grandes problemas son las consecuencias genéticas: Las poblaciones se dividen en estos fragmentos, que se pueden llegar a convertir en poblaciones aisladas o en las que apenas hay intercambio genético con otras poblaciones: Esto reduce la variabilidad genética, y aumenta la diferencia entre dichas poblaciones debido a la formación de cuellos de botella y de la endogamia (Si queréis saber más de estos términos, echad un ojo al efecto que tuvo un cuello de botella en el guepardo o del peligro al que se enfrentan los gorilas de montaña debido a la endogamia).

Kaola-saved-from-deforest-004.jpg
Deforestación en Australia. Fotografía de la fundación WIRES

Entran en juego muchas variables más, como el tamaño o forma del fragmento o de la matriz, el ecosistema o la especie, pero la idea que quiero que quede clara es que los ecosistemas no solo se reducen, también se fragmentan, se quedan “a trozos”, y esto dificulta aún más la conservación de las especies; es por ello que uno de los principales objetivos de un programa de conservación debe ser el unir dichas poblaciones aisladas. Es ahí donde entran los corredores biológicos.

Y bien. ¿Qué son los corredores biológicos? Son rutas “naturales” diseñadas para propiciar el flujo e interrelación de poblaciones de diversas especies. Es un territorio para conectar paisajes y ecosistemas, y para que los animales pasen de uno de estos fragmentos a otros. Para ello es vital mantener la composición, estructura y función del paisaje. Vamos, que viene a ser expandir los ecosistemas, uniendo unos y otros, para mejorar la comunicación entre dos territorios, y que por tanto los animales que viven allí puedan viajar entre dichos territorios.

Bobcat_at_Hwy_101_Tick_Creek_Culvert_10-6-2012b.362123658_large.JPG
Fotografía de Pathways for Wildlife

Estos corredores pues tienen por intención atajar la fragmentación del hábitat, que aísla a poblaciones o incluso hace que corran riesgos innecesarios. Así, por ejemplo, muchos animales tenderán a cruzar carreteras en la búsqueda de satisfacer cualquiera de sus necesidades biológicas, como por ejemplo buscar alimento. Esto supone un riesgo tanto para los conductores como para los animales (Solo hace falta ver la cantidad de animales silvestres que mueren atropellados en nuestro país, algunos de ellos, como el lince, en peligro de extinción). Un corredor biológico, o en este caso, algo más a pequeña escala, conocido como “ecoducto”, permite a los animales atravesar la carretera sin arriesgar su vida. Son algo así como puentes o túneles que intentan esquivar la carretera imitando el hábitat de alrededor. Si os interesa saber de los ecoductos que hay en nuestro país, disponéis de la herramienta Wildlife Crossing Project.

wildlife-crossings-6[3]
Ecoducto de Banff National Park. Fotografía de Joel Sartore
Pero hablando ya a mayores escalas, en España tenemos alguno casos interesantes, como por ejemplo el Corredor Verde del Guadiamar, que une Doñana y Sierra Morena: Dos de las áreas protegidas más importantes del sur de España.  Obviamente, estos corredores también pueden conectar países; así, existe un proyecto para conectar Francia, Andorra, España y Portugal en el gran corredor montañoso, que llegaría desde nuestra Cordillera Cantábrica hasta los Alpes. Sin embargo, otras poblaciones de animales, como por ejemplo la más que perjudicada población de lobos de Sierra Morena, podría beneficiarse de un corredor con la población del norte de España, pero con lo difícil que está teniéndolo el lobo en el sur de Castilla y León, de momento creo que está complicado.

deer-using-underpass_resize.jpg
Fotografía de Nugget Canyon Wildlife Underpass Project

Uno de los proyectos que más me cautivo en su momento fue el “corredor asiático del tigre”, un proyecto de Panthera y Wildlife Conservation Society, que planea unir 8.000 kilómetros, creando uno de los corredores biológicos más grandes del mundo, desde Bhutan a Burma, uniendo 8 países. La verdad que no se en que fase se encuentra este proyecto, pero si queréis saber más del tema, os recomiendo un genial documental sobre él, “Lost Land of the Tiger”, de la BBC. Sin duda, en grandes felinos cobra gran importancia, pues muchos de ellos poseen territorios enormemente extensos en los que hay muy pocos ejemplares, ergo para no recurrir a la endogamia tienen que hacer muchos kilómetros, independientemente de lo fragmentado que esté su hábitat. Un proyecto parecido se está intentando hacer con el jaguar por parte de la misma Panthera. El Paseo del Jaguar tiene intención de unir Estados Unidos con Sudamérica para permitir a los jaguares llegar a sus emplazamientos históricos, acotando pequeños cotos donde los felinos dispongan de abundancia de presas. Mientras, en Kenya ha tenido bastante éxito el ecoducto que une a dos poblaciones de elefantes y que les permite cruzar una de las carreteras más transitadas de África.

wildlife-crossings-7[3]

Otra curiosa iniciativa de este estilo es “El cinturón verde de Europa”, que no es más que una reconversión del Telón de Acero, la frontera que separó la Europa comunista de la capitalista, con el Muro de Berlín como máximo exponente. En los kilómetros que separaban ambos lados de Europa se desarrollo bastante la fauna y flora, y ahora la intención es desarrollar una ruta en bicicleta que sea respetuosa con el medio ambiente. Al no usarse pesticidas en estas zonas se han mantenido varias especies de insectos bastante raras, abarca una zona muy interesante para la población de águila imperial y en general, la ausencia de población ha permitido la aparición de nichos muy interesantes para la fauna salvaje, conectando diferentes ecosistemas de toda Europa, pues va desde la costa norte de Finlandia, bañada por el océano Ártico, hasta Grecia.

Luftbild von der ehemaligen deutschen Grenze zwischen den beiden Staaten, Grenzstück zwischen Tettenborn und Klettenberg
Cinturón verde de Europa. Fotografía de Klaus Leidorf

Los corredores ecológicos pueden hacerse, como habéis visto, a una escala gigantesca. Pero también pueden hacerse a escalas mucho más pequeñas, no solo mediante pasos de fauna, también mediante auténticos pasajes que permiten atravesar ciudades enteras. Es el caso de “El camino de los polinizadores”, una iniciativa que empezó en algunas ciudades de Europa y que consiste en rehabilitar zonas verdes con plantas que atraigan a las abejas y otros insectos. Esto también es muy importante en las zonas de cultivo, pues nuestro actual sistema productivo de plantaciones en monocultivo está haciéndoselo pasar bastante mal a nuestras amigas las abejas, de las cuales dependemos enormemente; esto sería muy interesante para la apicultura urbana, que está empezando a tener su auge en nuestro país.

Before-and-after-shot-of-a-Pollinator-Pathway-on-Columbia-Street-in-Madrona
Fotografía del proyecto “Pollinator Pathway”

Sin duda el unir ecosistemas fragmentados es muy importante. Además se presentan algunas iniciativas interesantes, que mediante el turismo de naturaleza y el voluntariado urbano implican más a la sociedad en la protección del medio ambiente. Como siempre, Nasua también está en las redes (facebook y twitter) donde comparto noticias, reflexiones e iniciativas de otros blogs y webs. Si os ha gustado el post, os sugiero amablemente compartirlo por las redes sociales! La divulgación científica y educación ambiental no es nada sin el boca a boca! Nos leemos, gente!

Bibliografía empleada:

  • Principles of Wildlife Corridor Design. Monica Bond. Center for Biological Diversity
  • Wildlife corridor – Wikipedia (Consultado 13/01/2016)
  • Web de Panthera (Consultado 13/01/2016)
  • Documental “Lost Land of the Tiger” de la BBC

 

 

 

Anuncios

3 thoughts on “El vis a vis de los animales: Desfragmentando ecosistemas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s