Cazadores de mitos: El elefante recién nacido

Esta semana pasada he estado algo atareado así que no he tenido tiempo de escribir un post largo. Es por ello que vuelve de forma tan prematura “cazadores de mitos” para hablar de un caso que me choca bastante. Y es que en muchas webs, y sobre todo, en varias cuentas en las redes sociales que se dedican a compartir las impresionantes imágenes que representan la vida y obra de nuestro señor en el planeta, aparece la foto de un elefante, supuestamente “recién nacido”, sostenido por unas manos. Sin duda una muestra del increíble milagro de la vida, que hace que una cría de piel rosada y de apenas 20 centímetros acabe en un elefante adulto de varias toneladas. Esta es la imagen en cuestión:

poster simplificado copia

Supongo que para la mayoría de lectores del blog, el hecho de que aquí hay gato encerrado es una obviedad e incluso puede que tratarlo aquí sea innecesario. Aún así, creo que es interesante traer esta imagen al blog. Lo que aparece en la foto es, en realidad, un feto de elefante. El origen de la foto es la reserva de Mabalingwe, sacada por una familia de turistas cuando el feto fue sacado del cadáver de un elefante adulto. El desarrollo fetal del elefante es muy interesante y largo, ya que la gestación de los elefantes ronda los 22 meses, es decir, casi dos años. La imagen que veis abajo corresponde a fetos de 99 días (a), 118 (b) y 176 (c). La barra es la escala y representa un centímetro, así que el feto de 176 días no sobrepasa los 12 centímetros. A esa edad, el feto posee un esqueleto muy desarrollado, especialmente comparándolo con el desarrollo fetal de otros mamíferos, pues hay que recordar que apenas lleva 6 meses de gestación, y aún le quedarían 16 meses.

fetal-elephants-pic.jpg
Hautier et al., 2012

Sin duda, el feto de elefante de la famosa foto se encuentra ya en un estado mayor de desarrollo, especialmente por el tamaño, pues “así a ojo” ya rondaría los 20 centímetros. Sin embargo, el tamaño de un elefante recién nacido es de un metro y el peso los 90 kg, con lo cual el feto de la foto poco tiene que ver con un recién nacido. Por no hablar del desarrollo epidérmico y la diferenciación de los dedos, entre otras muchas cosas. El aspecto de una cría de elefante africano recién nacida sería en realidad el siguiente, de hecho, podéis ver que aún está envuelto en la placenta.

Newborn-African-elephant.jpg
Fotografía de Martyn Colbeck

Como veis, al igual que otros herbívoros, los animales nacen ya muy desarrollados y se suelen levantar a escasos minutos del nacimiento, y poco se diferencian de las crías de elefante huérfanas que se recuperan tras la caza furtiva de sus padres. Os dejo también un link al vídeo del nacimiento de una cría en el zoológico de Bali, para que veáis que el parto de una elefanta sería mucho más fácil si sus crías tuvieran el tamaño de este nuevo bulo. Como siempre, Nasua también está en las redes (facebook y twitter) donde comparto noticias, reflexiones e iniciativas de otros blogs y webs. Si os ha gustado el post, os sugiero amablemente compartirlo por las redes sociales! La divulgación científica y educación ambiental no es nada sin el boca a boca! Nos leemos, gente!

Bibliografía empleada:

  • Foetal age determination and development in elephants. Thomas Hildebrandt et al.

 

Anuncios

3 thoughts on “Cazadores de mitos: El elefante recién nacido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s