Lobo huargo: Una ficción muy real

Hoy toca cambio de tercio, avisados estáis: En los últimos años se han popularizado sagas literarias de fantasía con su adaptación a la pequeña y gran pantalla: Hablo de la obra de Tolkien, es decir, El Señor de los Anillos (adaptada por Peter Jackson) y la obra de George RR Martin, osea, Canción de Hielo y Fuego (Adaptada en la serie “Juego de Tronos” por David Benioff y D. B. Weiss). Como fan de la literatura fantástica, las sigo muy de cerca (de hecho, si os interesan, os recomiendo el podcast en el que participo, “Podcast de Hielo y Fuego”). En ambas existe un bestiario muy interesante y con puntos en común (si os interesa el tema, lo debatimos en un programa con los compañeros de Regreso a Hobbiton, junto a otras comparaciones de ambas sagas), y una de las criaturas que más importancia tiene, especialmente en la saga de Martin, es el lobo huargo.

wolf_by_blackice_wolf-d4gjm92.jpg
Ejemplar de lobo (Canis lupus) en UK wolf trust – Fotografía del usuario Blackice-wolf (DA)

Como veis, esta entrada se sale un poco de lo habitual en el blog, pero tenía ganas de tratar un tema atípico como este. ¿Existió el lobo huargo?. En la saga en la que se inspira Juego de Tronos, los lobos huargos son lobos enormes, que viven al norte de El Muro (aunque han perdido gran parte de su territorio en circunstancias muy similares a las de su pariente “real”), y además son el emblema de la casa Stark; mientras, en la saga de Tolkien, aunque también son lobos grandes, se les da una connotación malvada, que trasciende lo animal, dándoles incluso la capacidad de debatir los planes que tienen preparados para los enanos durante “El Hobbit”, y son utilizados a modo de montura por orcos y uruks.

lOkfXAm
Azog y la matriarca – Obra de Nick Keller (WETA)

Pues eso…¿existió un gran lobo en nuestro planeta Tierra? Lo cierto es que sí; el lobo gigante (Canis dirus) pobló en América durante el Pleistoceno. De hecho, en inglés lobo huargo se dice “direwolf”, que no es otra cosa que el nombre común de C. dirus, “lobo temible”, es decir “Dire wolf”. No es extraño en el mundo de “Canción de Hielo y Fuego”, donde George RR Martin se ha inspirado claramente en la fauna del Pleistoceno, con los mamuts que acompañan a los salvajes o los uros que hizo asar Robert Baratheon durante el torneo de la Mano del Rey. En el caso de Tolkien, es muy probable que su influencia directa, al igual que con muchos otros aspectos de la saga, provenga de inspiración nórdica, en cuyo idioma “huargo” es lobo, animales que aparecen en forma de varias bestias legendarias.

5bcbdfc93c89e561c4df48ada0d16365.png
Comparación entre C. lupus y C. dirus -Ilustración del usuario Goterinamon (DA)

 

Aunque a pesar del nombre no llega a las medidas de Fantasma o Peludo, el lobo gigante o temible llegaba a los 100-80 kg. Desde luego, difícilmente serían utilizados de montura, y posiblemente no podrían igualar el tamaño de un pony, pues son poco más grandes que los lobos de mayores dimensiones que tenemos en la actualidad. Pocas diferencias tendrían con los actuales lobos, una de las más interesantes sería una muela carnicera mayor proporcionalmente a la de los lobos actuales. La muela carnicera es el primer molar de la mandíbula inferior de muchos carnívoros, vital para su alimentación. La diferencia entre sexos de esta muela y otros parámetros es mínima, indicando, al igual que los lobos actuales, que era una especie monógama.

DSCF5595.JPG
Atila, ejemplar de lobo ibérico (Canis lupus signatus) – Fotografía propia

Como no pudimos observar a estos animales en todo su esplendor, su componente comportamental es muy difícil de estudiar. Por suerte, existe un yacimiento gigantesco en los Ángeles de esta especie, que ronda los 3500 ejemplares. Dado que superan en número a cualquier otra especie de vertebrado del yacimiento se asume que también eran cazadores de manada, junto a la aparición de animales con antiguas heridas sanadas, lo cual es complicado de ver en animales solitarios cuya manutención depende únicamente de ellos mismos y su estado de salud.

dire_wolf_1
Competitividad entre dientes de sable y lobo terrible – Ilustración de Mark Hallet

En las sagas de fantasía, el huargo también se representa como un animal de manada, especialmente en la saga de Tolkien, pues en Poniente solo conocemos a unos pocos lobos huargo que acabaron conviviendo con los miembros más jóvenes de la casa Stark sin posibilidad de demostrarnos su poderío en manada: Únicamente Nymeria, el lobo de Arya, que en los libros se nos deja a entender que se encuentra liderando una manada de lobos. Si bien la domesticación del lobo fue la responsable de la aparición del perro, la cría a mano de ejemplares de la especie nos da animales similares al perro en comportamiento, salvando las distancias.

giphy.gif
Fantasma, el lobo huargo de Jon Snow – HBO

Dada la muy posible existencia de manadas, junto al aumento de tamaño y de la muela carnicera, además de diversos yacimientos, parece razonable que el lobo terrible estaba preparado para enfrentarse a presas de gran tamaño, posiblemente en manadas grandes como las que podemos ver en Estados Unidos actualmente, donde tenemos manadas mucho mayores que las de nuestro país enfrentándose a animales tan poderosos como el bisonte (si quieres saber más sobre estas grandes manadas de lobos, te mando a este post que escribí hace tiempo).

the_direwolf_by_whelanc-d98k311
“The direwolf” – Ilustración del usuario WhelanC (DA)

La especie se extinguió hace aproximadamente 10.000 años; posiblemente ligada al destino de los megaherbívoros, que perecieron probablemente por la caza humana, aunque también se barajan enfermedades o el cambio climático; sin embargo, parece que aún gozan de salud y buenos censos en la Tierra Media, no así en el norte de Poniente, donde lleva sin verse un lobo huargo al sur del Muro más de 200 años ¿Seremos algún día testigos de la caza de un mamut por parte de una manada de lobos huargos en los alrededores del Puño de los Primeros Hombres? Sería algo digno de ver.

Bibliografía empleada

  • Anyonge, W., Baker, A. 2006. Craniofacial morphology and feeding behavior in Canis dirus, the extinct Pleistocene dire wolf. Journal of Zoology
  • Prevosti, Francisco J. 2006. Grandes cánidos (Carnivora, Canidae) del Cuaternario de la República Argentina: sistemática, filogenia, bioestratigrafía y paleoecología (tesis doctoral). Asociación Paleontológica Argentina
  • Web de la Wiki de Hielo y Fuego
  • Web del Museo de Illinois
Anuncios

10 thoughts on “Lobo huargo: Una ficción muy real

  1. Raquel julio 5, 2016 / 10:29 am

    Interesante entrada. Aunque no conozco mucho el mundo de Canción de Hielo y Fuego, por lo que veo en el gif de Fantasma, el tamaño podría ser similar al de Epicyon haydeni, aunque éste último no pertenezca a los Canis.

    Me gusta

  2. Jorgearctos julio 6, 2016 / 9:31 am

    Aunque no haya leído Canción de Hielo y Fuego (ni haya visto Juego de Tronos jaja), la entrada es muy interesante. Saber que se inspiraron en una especie extinta y no el lobo de hoy.

    Le gusta a 1 persona

  3. Miguel Angel Avalos febrero 4, 2017 / 11:45 am

    Como fan de sagas de fantasía y ciencia ficción además de ciencia, este post me ha parecido muy interesante. ¡Mi enhorabuena!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s