Guepardo: Carrera contra la extinción

El guepardo (Acinonyx jubatus) es el animal terrestre más rápido del mundo, pero también es un animal amenazado, que se encuentra en su particular carrera contra las diversas amenazas que fragmentan, cada vez con mayor intensidad, sus poblaciones. Actualmente solo quedan entre 10.000 y 7.000 guepardos salvajes sobre la faz de la tierra, un tercio de los cuales reside en Namibia. Y es que hemos perdido el 90% de los guepardos del planeta en los últimos 100 años. Su hábitat se ve fragmentado en el continente africano, habiendo desaparecido en 50 años de unos 16 países. Desapareció de India en los 50, de Oriente Medio en los 70 y los últimos 60 guepardos de Asia sobreviven en Irán.

running head cheetah stabilization
Imagen perteneciente a NG (Gif realizado en GIPHY)

Los guepardos son animales impresionantes, pero una vez capturan su presa, poco tienen que hacer con depredadores mucho más poderosos, y además, más sociales, como pueden ser los leones y las hienas. Es por ello que muchas veces los guepardos pierden su presa y esa competencia enorme les empuja a atacar al ganado. Tenemos el mismo conflicto que en España podría haber con el lobo, pero con muchos menos recursos por parte de los ganaderos. Hace 20 años, las poblaciones locales mataban más de 1.000 guepardos al año, siendo tratados como alimañas, de forma muy similar a como fue tratado el lobo antes de los documentales de Félix Rodríguez de la Fuente, a pesar de las cabezas decapitadas de lobo ibérico en señales que vemos últimamente en el norte de España.

Cheetahs rescued Tanzania cage
Guepardo rescatado. Fotografía de Rosa Mosha

Otra amenaza a la que se enfrenta esta especie es el tráfico ilegal de especies, siendo los cachorros enviados a Oriente Medio, para ser la mascota de jeques y demás gente adinerada. En el manejo y el transporte mueren 5 de cada 6 guepardos, matando muchas veces a la madre, por no decir que el guepardo que sobrevive entre esos 6 tiene grandes probabilidades de morir por cuidados deficientes. El guepardo se encuentra en el apéndice I del convenio CITES (Si no sabes lo que es el CITES, te mando para aquí), y ha sido reconocido como especie de prioridad por su comité. Como la mayoría de especies animales, se encuentra amenazado por la pérdida de hábitat, con la particularidad de necesitar una enorme superficie de territorio por individuo. También tenemos como amenazas los atropellos y las enfermedades infecciosas.

Crías víctimas del tráfico ilegal. Fotografía de Günther Wirth y Janice Bowdery

Sin embargo, se están realizando grandes esfuerzos para su conservación. Un ecoturismo responsable puede beneficiar económicamente a las reservas donde habita este animal. El principal problema del guepardo, la convivencia con el ser humano, se está resolviendo con medidas muy parecidas a las que se utilizan en nuestro país con el lobo ibérico: Los números se han reducido dramáticamente, gracias a la cría perros para defender el ganado como el kangal o el pastor de Anatolia, que juegan el mismo papel que el mastín cumple para defender el ganado lanar de nuestro país. Que los pastores sean beneficiaros de la repercusión económica del turismo de naturaleza, la educación y la mejora de la higiene y profilaxis en el ganado por parte del veterinario son también vitales para mejorar las producciones son otras medidas vitales.

Pastor de Anatolia guardando el ganado – Fotografía propiedad de CCF

La cría en cautividad ha permitido la investigación en diversas ramas, sobre todo a nivel reproductivo. El cuello de botella que sufrió el guepardo en el Pleistoceno (para entender el contexto de una especie como el guepardo es vital conocer esta curiosa historia sobre su evolución) tuvo muchas consecuencias a nivel genético, como una mayor afectación por enfermedades infecciosas, como la peritonitis infecciosa felina, enfermedad que afecta al gato pero que es mucho más mortífera en el guepardo. La poca variabilidad genética (caso muy similar al del gorila de montaña) también ha dado una elevada cantidad de espermatozoides deformados y escasa cantidad de estos. Esto, unido a los problemas de manejo que se han dado con la especie, especialmente en cuanto al respeto a la jerarquía social (juntar a hembras y machos produce infertilidad en las hembras) y comportamiento natural de la especie (el celo de las hembras es difícil de diagnosticar), ha hecho que los programas de conservación en cautividad hayan ido de forma lenta, pero también esto ha permitido un mayor entendimiento de la especie. Los programas de cría en cautividad sin duda no pueden ser una solución aislada para conservar especies, pero junto a todo el trabajo que se está haciendo en el ecosistema, sin duda son un complemento importante.

DSCF0950 (2)
Guepardo en Cabárceno – Fotografía propia

A día de hoy, la población de Namibia se ha duplicado en los últimos 25 años gracias a los esfuerzos de asociaciones conservacionistas como Cheetah Conservation Fund. Os recomiendo pasaros por su web para aprender un poco más de este especial animal. Mientras, existe desde hace años el deseo de reintroducirlos en el continente indio, si bien la situación se encuentra en debate, ya que como hemos hablado anteriormente, apenas quedan guepardos asiáticos, teniendo que partir de una población de unos 60-40 con la brutal homocigosis de la especie; y reintroducir al guepardo africano podría causar desequilibrios en los ecosistemas. De hecho, esta misma semana han saltado las alarmas: Desde la Sociedad Iraní del Guepardo alertan que solo quedan dos hembras reproductoras en estado salvaje en este país.

En este país, se está intentando devolver al guepardo a la posición de plenitud de la que goza en Namibia: Los equipos deportivos lucen al animal como símbolo, mientras se lleva celebrando durante las últimas dos décadas el día del guepardo en el país, a raíz de Marita, una cría de guepardo que sobrevivió al ataque de un grupo de personas, ataque donde murieron la madre y los dos hermanos de Marita. Desde esta asociación conservacionista, aún vislumbran esperanza para el guepardo asiático pese a su dramática situación en Irán.

cheetah
Imagen de GIPHY

Y como dice la genial Laurie Marker, presidenta de CCF, “si el guepardo se extingue, el animal más rápido del mundo pasa a ser el berrendo; y creo que sinceramente no sería lo mismo”. Tiene más gracia cuando lo dice ella…Como en otras ocasiones, os animo a compartir el post y a seguir el blog en el facebook y twitter de Nasua, y os animo a participar en los comentarios!

Bibliografía empleada:

  • Unique Seminal Quality in the South African Cheetah and a Comparative Evaluation in the Domestic Cat. D. E. Wildt et al. Publicado el 1/11/1983 en Biology of Reproduction.
  • Web de Cat Specialist Group.
  • Genomic legacy of the African cheetah, Acinonyx jubatus. Pavel Dobrynin et al. Publicado el 22/07/2015 en Genome Biology.
  • Web de Cheetah Conservation Fund
  • Only two female Asiatic cheetahs remain in wild in Iran – The Guardian

 

Anuncios

5 thoughts on “Guepardo: Carrera contra la extinción

  1. Marc Arenas Camps septiembre 3, 2016 / 8:57 am

    Muy buen artículo! Me ha gustado mucho poder aprender más cosas sobre este animal. Es una pena que, como siempre, gran parte de la culpa del estado de las especies sea el ser humano. Espero que algun día podamos aprender de nuestros errores y nos demos cuenta de la importancia que tiene la naturaleza en nuestras vidas…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s