10 curiosidades de las psitácidas (De los loros, vaya)

Debo admitirlo: No soy muy de aves. Pero poco a poco me voy enamorando de ciertas especies de esta clase de animales que puebla nuestros cielos (bueno, mejor dicho, los de otras latitudes): La majestuosidad de las rapaces o la inteligencia de los córvidos encandila, pero hoy os voy a hablar de un orden de aves con el que he tenido la oportunidad de convivir bastante, gracias a las prácticas que realizo durante los veranos: Las psitácidas, donde se incluyen casi 400 especies divididas en 3 superfamilias: Psittacoidea (los loros de toda la vida), Cacatuoidea (Cacatúas) y Strigopoidea (Los curiosos y extraños loros neozelandeses). Dentro podemos encontrar al obeso kakapo, al canijo microloro pusio o al enorme guacamayo jacinto.

DSCF4075.JPG
Lori arcoiris (T. haematodus) del zoológico El Bosque – Fotografía propia

Explicar lo que es una psitácida para aquel que se acerca a su mundo por primera vez parece sencillo: Si tuviéramos que hacerlo de la forma académica, hablaríamos de animales con pico robusto y garras zigodáctilas (una de las razones de su versatilidad), primordialmente herbívoros. Son aves afectivas, coloridas y muy inteligentes. Pero estas aves tienen muchas curiosidades que comentar, así que vamos a ello:

1. Buen ritmo: Parece que al menos, algunas psitácidas como las cacatúas, pueden moverse al son de la música, capacidad que se tomaba como exclusivamente humana. Un grupo de investigación de San Diego así lo demostró gracias a la cacatúa Snowball, que literalmente baila al son de la música. No es de extrañar, cualquiera que pase algo de tiempo entre loros verá que son unos apasionados de la música, pero sin duda, encontrar el sentido del ritmo en ellos es algo muy interesante. De hecho, creo que podemos encontrar este sentido en muchas de las aves que tenemos hoy en día en zoológicos u hogares, otra cosa es que no esté registrado de manera metódica.

2. Juntos para siempre: Dada la longevidad que presentan la mayoría de psitácidas, resulta una ventaja biológica el tener una única pareja para asegurar la descendencia. Es por ello que la mayoría de estas aves son monógamas, y permanecen con una única pareja durante muchos años, pues además son animales con una vida afectiva bastante más compleja que otras aves. Pero es que no solo estarán juntos “para siempre” con su pareja: También contigo! Hay que insistir en su longevidad, pues muchas especies igualan a los humanos en ese aspecto. Son muchos los loros que sobrepasan los 80 años, e incluso se habla de casos excepcionales que llegan a los 100, aunque el problema es demostrarlo, pues la mayoría de estas aves tan longevas fueron capturadas en estado salvaje, no existiendo registros de su nacimiento…vamos, que perfectamente tu loro mascota puede vivir más que tú y ser la “herencia” que dejes a tu descendencia.

Eclectus_roratus-20030511 (1).jpg
Pareja de loros eclectus – Fotografía de Doug Janson

3. Hablar por los codos: Creo que no es ningún secreto que muchas psitácidas pueden imitar la voz humana…pero…¿por qué? Es gracias a un órgano especializado conocido como siringe. Virginia Morell estudió un grupo de loros en Venezuela, descubriendo que los loros en la naturaleza, más que imitar sonidos del ambiente, imitan sonidos de otros loros, y utilizan sonidos específicos para sus crías u otros loros, a modo de “nombres”; pudiendo identificar colonias por el sonido que emiten sus miembros. ¿Curioso, verdad? Un curioso caso es el de Einstein (os dejo un vídeo), un loro yaco con un gran repertorio vocal…otro caso curioso es el de Alex, estudiado por Irene Pepperburg por más de 30 años. El animal aprendió a identificar 50 objetos, distinguir 5 formas y 7 colores. También aprendió a entender conceptos de más grande, más pequeño, igual, diferente, cero…incluso inventó su propia palabra para manzana, una combinación de “banana” y “cherry”: banerry. Por cierto, los loros salvajes también pueden aprender a hablar “humano” gracias a ejemplares que son liberados tras vivir en cautividad con el ser humano (de manera accidental…nunca debemos liberar un animal criado como mascota!)

DSCF4031.JPG
Yaco de cola roja (P. erithacus) del zoológico El Bosque – Fotografía propia

4. Morder el polvo: Muchas psitácidas, como por ejemplo, el guacamayo aliverde (Ara chloropterus), practican la geofagia; es decir: Consumen tierra, en el caso de las psitácidas, suele ser preferiblemente arcilla. Esto podría tener dos funciones: Por un lado, la toma de minerales como calcio o sodio, pero por otro, los minerales arcillosos favorecen un intercambio iónico con compuestos tóxicos que aparecen en las semillas, como los alcaloides. Esto permite a estas aves consumir frutos que por su grado de madurez u especie, resultan tóxicos, evitando competir con otros herbívoros. De hecho, minerales arcillosos como el caolín son utilizados como medicamento para proteger la mucosa gástrica. Sin embargo, estudios realizados por Donald Brightsmith sugieren que estos animales eligen zonas con mayores cantidades de calcio, y sin embargo, no buscan minerales con mayor capacidad de intercambio iónico.

Macaw Clay Lick
Grupo de guacamayos aliverdes consumiendo arcilla. Fotografía de Burrard-Lucas

5. Los raros del grupo: Aunque dentro de las psitácidas existe bastante homogeneidad, existen casos la mar de curiosos. La mayoría son tropicales, pero la cotorra serrana oriental (Rhynchopsitta terrisi) vive en bosques de coníferas de hasta 3.500 metros de altura. La mayoría no poseen diformismo sexual, pero los loros eclectus (Eclectus roratus) no cumplen esta condición (son los que ilustran la segunda de las curiosidades. Casi todas las psitácidas son herbívoras, pero tenemos un caso curioso de devoradores de ovejas (al que dedicaremos más abajo un párrafo para el solito).

Entre todos los “raritos”, destaca el kakapo (Strigops habroptilus), una de las psitácidas más curiosas: Muchas de sus diferencias se debe a ser un loro de Nueva Zelanda, en general bastante distintos al resto de especies que abarca el Orden de los Psittaciformes, pero aún así guarda muchas curiosidades: Es el loro más pesado, llegando a los 4 kg. Es un loro nocturno, curioso cuanto menos, y también es el único loro no volador, y el único con un sistema de cría lek, en el que los machos compiten por reproducirse con las hembras: Todo ello para tener una cría cada 10 años. El pobre kakapo evolucionó sin depredadores terrestres, por lo que nunca requirió de volar hasta que el ser humano introdujo varias especies invasoras en su hábitat: Su principal estrategia contra ellos es confiar en su camuflaje y quedarse quieto, lo cual funciona bien con las rapaces, no así con los mamíferos introducidos. Posee además un olor muy particular y llamativo, que se ha definido como dulzón, similar a un ambientador, a la miel, a flores o incluso “al interior de la caja de un violín”. Por todo ello se encuentra en una situación delicada, superando ligeramente el centenar de ejemplares…aunque por suerte, este año ha sido su temporada de cría más exitosa desde que se tienen registros.

6. Plumas “a prueba” de bacterias: Y es que la psittacofulvina es un pigmento resistente a bacterias únicamente producido por los loros, responsable de muchas de las coloraciones de los loros. En un estudio realizado en 2011 (que os cito abajo) se expusieron variedad de plumas a B. licheniformis, y se encontró que las plumas con este pigmento eran degradadas más lentamente que las plumas blancas, lo cual podría sugerir que los patrones coloridos de estos animales no solo sirven para comunicarse o camuflarse, y que habrían evolucionado también hacia la resistencia bacteriana.

green-parrot-camouflage-lorenzo-williams
Camuflaje en psitácidas. Fotografía de Lorenzo Williams

7. Que viene el lobo: Si bien la mayoría de psitácidas se alimentan a base de frutos y semillas, existen algunas excepciones. Los loris, por ejemplo, se alimentan de néctar. Sin embargo, hay algunas especies que se han visto alimentándose de carne, y entre ellas, destacan los keas (Nestor notabilis), que han sido vistos…devorando ovejas vivas, llegando incluso a acabar con su vida debido a causas secundarias como infecciones. Cuando el ser humano comenzó a compartir zonas de pastoreo con el kea, empezó a comprobar la existencia de heridas en sus animales, hasta que James MacDonald avistó un kea atacando una oveja en 1868. También existen reportes anecdóticos de keas atacando conejos, perros y caballos. Algunos miembros de la comunidad científica eran escépticos hasta que comenzaron a aparecer las primeras grabaciones de este comportamiento. Esto les categorizó como alimañas y fueron cazados hasta 1986, cuando fueron protegidos.

Keas (Nestor notabilis) atacando ganado. Fotografía de Rod Morris

8. Ingenieros: Las psitácidas son unas de las pocas aves donde se ha visto el uso de herramientas, aunque es cierto que principalmente esto se ha visto en cautividad. Personalmente creo que son animales muy versátiles, con gran manejo de sus garras y pico, con lo cual no suelen requerir del uso de otra cosa que no sea su propio cuerpo para llevar a cabo las tareas cotidianas que acarrea ser un loro. Aún así se han encontrado casos muy chocantes, como el del loro vasa (Coracopsis vasa), una especie de Madagascar: El departamento de psicología de York descubrió en un grupo cautivo el uso de piedras para moler conchas, y obtener de ellas calcio; comportamiento que aumentaba previamente a la época de reproducción (probablemente como suplemento para la producción de huevos). De hecho, los machos realizan más este comportamiento…pero con él aumenta también la regurgitación de alimento (con extra de calcio) a las hembras. Además, estos animales intercambian entre ellos las piedras! También existen otros casos de uso de herramientas en estas aves, como el uso de objetos a modo de cuña para abrir nueces o el uso de plumas para rascarse en zonas de complicado acceso.

9. Incomprendidos: La inteligencia, y sobre todo, la belleza de estas aves, las ha hecho víctimas del mascotismo desde hace siglos. Esto tiene consecuencias para el estado de sus poblaciones salvajes, pero también para la salud individual de los individuos que mantenemos en cautividad: La longevidad y su sociable forma de vida hace que muchos animales adquiridos como mascotas sean abandonados por problemas de estrés, o simplemente porque el dueño no se esperaba que el animal fuera a vivir décadas. Las psitácidas pueden relacionarse de forma saludable y positiva con el ser humano, pero para ello se requiere de un enorme compromiso por parte de este. Requieren de chequeos veterinarios y de la elaboración de una dieta adecuada: Miles son los loros que son alimentados a base de pipas, en lugar este producto a una escasa presencia en la dieta, para ser sustituido por pienso especializado, que puede y debe acompañarse de piezas de fruta y mix de frutos secos pensado para estas especies. Los problemas de salud, tanto fisiológicos como psicológicos, se traducen en comportamientos como el picaje.

DSCF3966.JPG
Loro real amazonico (Amazona ochrocephala) del zoológico El Bosque – Fotografía propia

10. Amenazados: Y es que la segunda de las consecuencias de su belleza es el estado de sus poblaciones salvajes: La destrucción de su hábitat y el mascotismo. Así, un tercio de las especies de psitácidas (28%) se encuentran en estado crítico y se enfrentan a la extinción. Especies como el yaco de cola roja (Psitacus erithacus), emblemáticas como pocas, han sido prácticamente diezmadas en Ghana, con un 99% de su población extinta. Muchas especies habitan en islas remotas donde la introducción de especies invasoras puede significar su condena; otras, las más longevas, tardan mucho en recuperarse debido a lo que tardan en llegar a la madurez. La mayoría de loros anidan en cavidades de los árboles, siendo los primeros en sufrir la deforestación.

Quiero pues que os quedéis con que son animales especialmente inteligentes y afectivos, cuya belleza ha sido su principal amenaza: Si te apasionan este tipo de animales, no es necesario tener uno en tu casa, pero si así lo consideras, asegúrate de que no han sido raptados de su medio natural mediante un certificado CITES. Además, mentalízate de que son animales que te acompañarán durante una enorme cantidad de tu vida, y que tienen grandes necesidades, tanto de compañía (de su propia especie y de la nuestra) como nutricionales y ambientales, lo cual te costará mucho tiempo y dinero. Si no cumplimos todas sus necesidades, es seguro que tengan problemas que afectaran a su bienestar y al de la gente que les rodea, así que ya sabéis, se pueden tener loros…pero con una enorme responsabilidad!

DSCF3217.JPG
Guacamayos del zoológico el Bosque – Fotografía propia

Espero que os enamoréis un poco más de las psitácidas con este post. En este caso, especialmente para los dueños de loros, os recomiendo la web de Yolcati…hace poco hice un excelente curso con ellos y la verdad es la mejor asistencia en etología aplicada que podéis encontrar en este tipo de aves. Si por otro lado, optáis por ver psitácidas pero estáis lejos de su hábitat, os recomiendo el zoológico el Bosque, cuya gran mayoría de animales son rescatados y tienen una enorme colección de psitácidas muy bien cuidadas (algo extraño de ver a veces en un zoológico cuando se habla de estos animales), muchas de las fotos del post son de mis visitas allí. Por último os recomiendo la web de World Parrot Trust, la principal asociación conservacionista de estos animales, por si queréis saber más de las amenazas que enfrentan estos bellos animales. Como siempre, también os recomiendo seguir el blog en las redes sociales, concretamente el facebook y twitter de Nasua, y os animo a participar en los comentarios!

Bibliografía empleada:

  • “A novel form of spontaneous tool use displayed by several captive Greater vasa parrots (Coracopsis vasa)” Lambert, Seed y Slocombe. Biology Letters.
  • “Colourful parrot feathers resist bacterial degradation”. Edward H. Burtt Jr. et al. Biology Letters

  • “Un 28% de las especies de loros, en estado crítico de conservación”. Agencia SINC

Anuncios

One thought on “10 curiosidades de las psitácidas (De los loros, vaya)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s