Lista roja de IUCN: ¿Qué quiere decir que un animal esté en peligro de extinción?

En los últimos meses hemos visto saltos en cuanto al grado de peligro de extinción de algunas de las especies más emblemáticas de nuestro planeta. Hace unos meses era nuestro felino patrio, el lince ibérico, el que dejaba de estar en “peligro crítico”. Y hace unos días ocurría algo parecido con el panda gigante, que pasaba de estar en “peligro de extinción” a “vulnerable”; mientras, otros conocidos animales (o plantas) sufren el efecto contrario y pasan a estar en peligro crítico. No es otro que el gorila oriental (Gorilla beringei), incluyendo a las dos subespecies: Gorila de montaña y gorila de llanura.

Pero…¿Qué quiere decir que una especie esté en “peligro de extinción”? ¿Y qué quiere decir que deje de estar clasificada en este apartado? ¿Deja el animal, de forma mágica, de estar en peligro? Esta clasificación es la que utiliza la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), la organización medioambiental más grande del mundo (y la más antigua). La IUCN creó la lista roja, que se considera el mayor inventario del estado de conservación de las especies de animales y plantas de nuestro planeta.

giphy.gif
GIPHY.com

Esta clasificación se divide en 9 apartados, organizado por el riesgo de extinción, que a aquellos que nos criamos con el hocico hundido entre libros de Félix Rodríguez de la Fuente o ejemplares de National Geographic, seguro que nos suenan. Primeramente, hablamos de especies extintas; así, cuando decimos “especie extinta” (EX), hablamos, teóricamente, de la desaparición total de todos los miembros de la especie, incluyendo los individuos en cautividad. Y digo “teóricamente”, porque el hecho de que una especie lleve años sin avistarse no la convierte en extinta como tal…varios son los casos de especies que “han retornado” tras décadas de la extinción, aunque representan un ínfimo número dentro de las que si han desaparecido de nuestro planeta para siempre. Entre especies bastante conocidas que se han extinguido por obra del ser humano, tenemos el alca gigante, el dodo…si bien hay muchas otras.

Cuando nos encontramos con especies que, si bien están extintas en estado silvestre, aún permanecen en colecciones zoológicas, santuarios y centros de cría, hablamos de animales “extintos en estados silvestre” (EW). Es el caso de animales como el león de Berbería (Panthera leo leo), si bien en esta categoría hay muy pocas especies.

Barbary_lion.jpg
León del Atlas (EW) – Fotografía de Alfred Edward Pease

A continuación tenemos 3 categorías abarcadas por el término “especie amenazada”. Hablamos de especies vulnerables (VU), especies en peligro de extinción (EN) y especies en peligro crítico de extinción (CR).Cualquier animal entra dentro de estas categorías cuando cumple uno o más de los criterios que definen esa categoría, y obviamente, cada una de ellas habla de una situación más crítica que la anterior. Hablamos de reducción de tamaño de población, distribución geográfica, tamaño de la población y probabilidad de extinción en X generaciones durante X período. Para clasificar los animales en estas distintas categorías, se necesita tener una buena cantidad de datos, pero en ocasiones puede asumirse dicha incertidumbre cuando existen evidencias obvias y directas de la amenaza de dichos animales a pesar de la falta de datos directos. Si os interesa saber la evolución de las especies que abarcan dichas categorías, la IUCN tiene una tabla muy ilustrativa de los últimos 20 años.

Resultado de imagen de mustela lutreola
Visón europeo (CR) – Fotografía de Stefen Meyers

Generalmente, todas estas especies se enfrentan a amenazas comunes; puede haber causas naturales de extinción, como pueden ser la competencia con otras especies, los desastres naturales o las epidemias, la mayoría están influenciadas por el hombre (especies invasoras, transmisión de enfermedades por transporte de ganado, aumento del clima extremo debido al calentamiento global, etc.); sin embargo, las principales amenazas a las que se enfrentan aquellos animales clasificados en categorías preocupantes son creadas por el hombre, tales como la destrucción del hábitat o la contaminación (influenciadas enormemente por nuestra forma de consumo), pasando por el tráfico ilegal o la caza furtiva.

La categoría “en peligro crítico” incluye especies que, por ejemplo, han sufrido una caída fuerte (80-90%) de su población en los últimos 10 años (o 3 generaciones) o que su población es menor a los 250 individuos. Hablamos de especies tan delicadas como el visón europeo (Mustela lutreola), las cuales están en un altísimo riesgo de desaparecer.

Lince-ibérico-lynx-pardinus.-Zoobotánico-Jerez-620x264.jpg
Lince ibérico (EN) – Fotografía de Pablo Marcos MS

Por otro lado, las especies que se consideran “en peligro de extinción” ya son aquellas, que, como su nombre indica, tienen altas posibilidades de extinguirse. En esta categoría es en la que ha caído recientemente el lince ibérico (Lynx pardinus), que comparte con muchas otras especies.

Se considera así que las especies vulnerables” tienen altas posibilidades de pasar a estar en peligro de extinción y es por ello que ya es una categoría que requiere el monitorización de sus especies y la puesta en marcha de planes de conservación; hablamos de especies como en león africano (Panthera leo), o, recientemente, el panda gigante (Ailuropoda melanoleuca). Esto ilustra bastante bien que aunque parezca una categoría “buena” para la especie, ya hablamos de animales amenazados que se enfrentan a los mismos problemas que han sufrido muchos animales ya extintos.

giant_panda__006____thinking_of_you__by_sikaris-d5v58bf.jpg
Panda gigante (VU) – Fotografía de Roswitha Schrom

Tenemos, posteriormente, especies que se consideran fuera de este abanico de amenaza, las primeras de ellas, las especies “casi amenazadas” (NT). Aunque no se consideran especies amenazadas, se encuentran en esta categoría debido a que están cerca de cumplir alguna de las condiciones para ser vulnerables, o se tiene previsto que así sea de seguir su situación así. Es en esta categoría donde cae, por ejemplo, el lobo ibérico (Canis lupus signatus). Así, muchas de las especies que entran en esta categoría se consideran dependientes de medidas de conservación para evitar que sus censos se vean amenazados.

Las especies que se consideran bajo “preocupación menor” serán, finalmente, aquellas cuyos censos se consideran estables y amplios, y ninguna amenaza parece hacer peligrar a la especie a corto plazo. Es aquí donde encontramos a nuestra propia especie, el ser humano, además de a muchas otras (será la categoría más abundante). Tenemos además las categorías “datos insuficientes” (DD) y “no evaluado” (NE) para poder clasificar aquellas especies poco estudiadas.

dscf5628
Lobo ibérico (NT) – Fotografía propia

Si estáis interesados en hacer un estudio más amplio del tema, os paso el enlace a las categorías y criterios de la lista roja de IUCN. Espero que esta entrada os ayude a entender mejor que se quiere decir en los medios cuando un animal está en “peligro de extinción” o cambia de categoría. Como siempre, también os recomiendo seguir el blog en las redes sociales, concretamente el facebook y twitter de Nasua, y os animo a participar en los comentarios!

Anuncios

2 thoughts on “Lista roja de IUCN: ¿Qué quiere decir que un animal esté en peligro de extinción?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s