10 curiosidades de los loros

Las psitácidas, donde se incluyen casi 400 especies divididas en 3 superfamilias: Psittacoidea (los loros de toda la vida), Cacatuoidea (Cacatúas) y Strigopoidea (Los curiosos y extraños loros neozelandeses). Dentro podemos encontrar al obeso kakapo, al canijo microloro pusio o al enorme guacamayo jacinto; y descubriremos las curiosidades de los loros más sorprendemos.

DSCF4075.JPG
Lori arcoiris (T. haematodus) del zoológico El Bosque – Fotografía propia

Explicar lo que es una psitácida para aquel que se acerca a su mundo por primera vez parece sencillo: Si tuviéramos que hacerlo de la forma académica, hablaríamos de animales con pico robusto y garras zigodáctilas (una de las razones de su versatilidad), primordialmente herbívoros. Son aves afectivas, coloridas y muy inteligentes. Pero las curiosidades de los loros son múltiples, así que vamos a ellas:

1. Buen ritmo: Parece que al menos, algunas psitácidas como las cacatúas, pueden moverse al son de la música, capacidad que se tomaba como exclusivamente humana. Un grupo de investigación de San Diego así lo demostró gracias a la cacatúa Snowball, que literalmente baila al son de la música.

No es de extrañar, cualquiera que pase algo de tiempo entre loros verá que son unos apasionados de la música, pero sin duda, encontrar el sentido del ritmo en ellos es algo muy interesante. De hecho, creo que podemos encontrar este sentido en muchas de las aves que tenemos hoy en día en zoológicos u hogares, otra cosa es que no esté registrado de manera metódica.

2. Juntos para siempre: Dada la longevidad que presentan la mayoría de psitácidas, resulta una ventaja biológica el tener una única pareja para asegurar la descendencia. Es por ello que la mayoría de estas aves son monógamas, y permanecen con una única pareja durante muchos años, pues además son animales con una vida afectiva bastante más compleja que otras aves.

Pero es que no solo estarán juntos “para siempre” con su pareja: También contigo! Hay que insistir en su longevidad, pues muchas especies igualan a los humanos en ese aspecto. Son muchos los loros que sobrepasan los 80 años, e incluso se habla de casos excepcionales que llegan a los 100, aunque el problema es demostrarlo, pues la mayoría de estas aves tan longevas fueron capturadas en estado salvaje, no existiendo registros de su nacimiento…vamos, que perfectamente tu loro mascota puede vivir más que tú y ser la “herencia” que dejes a tu descendencia.

Eclectus_roratus-20030511 (1).jpg
Pareja de loros eclectus – Fotografía de Doug Janson

3. Hablar por los codos: Creo que no es ningún secreto que muchas psitácidas pueden imitar la voz humana…pero…¿por qué? Es gracias a un órgano especializado conocido como siringe. Virginia Morell estudió un grupo de loros en Venezuela, descubriendo que los loros en la naturaleza, más que imitar sonidos del ambiente, imitan sonidos de otros loros, y utilizan sonidos específicos para sus crías u otros loros, a modo de “nombres”; pudiendo identificar colonias por el sonido que emiten sus miembros. ¿Curioso, verdad?

Un curioso caso es el de Einstein (os dejo un vídeo), un loro yaco con un gran repertorio vocal…otro caso curioso es el de Alex, estudiado por Irene Pepperburg por más de 30 años. El animal aprendió a identificar 50 objetos, distinguir 5 formas y 7 colores. También aprendió a entender conceptos de más grande, más pequeño, igual, diferente, cero…incluso inventó su propia palabra para manzana, una combinación de “banana” y “cherry”: banerry. Por cierto, los loros salvajes también pueden aprender a hablar “humano” gracias a ejemplares que son liberados tras vivir en cautividad con el ser humano (de manera accidental…nunca debemos liberar un animal criado como mascota!)

DSCF4031.JPG
Yaco de cola roja (P. erithacus) del zoológico El Bosque – Fotografía propia

4. Morder el polvo: Muchas psitácidas, como por ejemplo, el guacamayo aliverde (Ara chloropterus), practican la geofagia; es decir: Consumen tierra, en el caso de las psitácidas, suele ser preferiblemente arcilla. Esto podría tener dos funciones: Por un lado, la toma de minerales como calcio o sodio, pero por otro, los minerales arcillosos favorecen un intercambio iónico con compuestos tóxicos que aparecen en las semillas, como los alcaloides.

Esto permite a estas aves consumir frutos que por su grado de madurez u especie, resultan tóxicos, evitando competir con otros herbívoros. De hecho, minerales arcillosos como el caolín son utilizados como medicamento para proteger la mucosa gástrica. Sin embargo, estudios realizados por Donald Brightsmith sugieren que estos animales eligen zonas con mayores cantidades de calcio, y sin embargo, no buscan minerales con mayor capacidad de intercambio iónico.

Macaw Clay Lick
Grupo de guacamayos aliverdes consumiendo arcilla. Fotografía de Burrard-Lucas

5. Los raros del grupo: Aunque dentro de las psitácidas existe bastante homogeneidad, existen casos la mar de curiosos. La mayoría son tropicales, pero la cotorra serrana oriental (Rhynchopsitta terrisi) vive en bosques de coníferas de hasta 3.500 metros de altura. La mayoría no poseen diformismo sexual, pero los loros eclectus (Eclectus roratus) no cumplen esta condición (son los que ilustran la segunda de las curiosidades. Casi todas las psitácidas son herbívoras, pero tenemos un caso curioso de devoradores de ovejas (al que dedicaremos más abajo un párrafo para el solito).

Entre todos los “raritos”, destaca el kakapo (Strigops habroptilus), una de las psitácidas más curiosas: Muchas de sus diferencias se debe a ser un loro de Nueva Zelanda, en general bastante distintos al resto de especies que abarca el Orden de los Psittaciformes, pero aún así guarda muchas curiosidades: Es el loro más pesado, llegando a los 4 kg. Es un loro nocturno, curioso cuanto menos, y también es el único loro no volador, y el único con un sistema de cría lek, en el que los machos compiten por reproducirse con las hembras: Todo ello para tener una cría cada 10 años.

El pobre kakapo evolucionó sin depredadores terrestres, por lo que nunca requirió de volar hasta que el ser humano introdujo varias especies invasoras en su hábitat: Su principal estrategia contra ellos es confiar en su camuflaje y quedarse quieto, lo cual funciona bien con las rapaces, no así con los mamíferos introducidos. Posee además un olor muy particular y llamativo, que se ha definido como dulzón, similar a un ambientador, a la miel, a flores o incluso “al interior de la caja de un violín”. Por todo ello se encuentra en una situación delicada, superando ligeramente el centenar de ejemplares…aunque por suerte, este año ha sido su temporada de cría más exitosa desde que se tienen registros.

6. Plumas “a prueba” de bacterias: Y es que la psittacofulvina es un pigmento resistente a bacterias únicamente producido por los loros, responsable de muchas de las coloraciones de los loros. En un estudio realizado en 2011 (que os cito abajo) se expusieron variedad de plumas a B. licheniformis, y se encontró que las plumas con este pigmento eran degradadas más lentamente que las plumas blancas, lo cual podría sugerir que los patrones coloridos de estos animales no solo sirven para comunicarse o camuflarse, y que habrían evolucionado también hacia la resistencia bacteriana.

green-parrot-camouflage-lorenzo-williams
Camuflaje en psitácidas. Fotografía de Lorenzo Williams

7. Que viene el lobo: Si bien la mayoría de psitácidas se alimentan a base de frutos y semillas, existen algunas excepciones. Los loris, por ejemplo, se alimentan de néctar. Sin embargo, hay algunas especies que se han visto alimentándose de carne, y entre ellas, destacan los keas (Nestor notabilis), que han sido vistos…devorando ovejas vivas, llegando incluso a acabar con su vida debido a causas secundarias como infecciones.

Cuando el ser humano comenzó a compartir zonas de pastoreo con el kea, empezó a comprobar la existencia de heridas en sus animales, hasta que James MacDonald avistó un kea atacando una oveja en 1868. También existen reportes anecdóticos de keas atacando conejos, perros y caballos. Algunos miembros de la comunidad científica eran escépticos hasta que comenzaron a aparecer las primeras grabaciones de este comportamiento. Esto les categorizó como alimañas y fueron cazados hasta 1986, cuando fueron protegidos.

Keas (Nestor notabilis) atacando ganado. Fotografía de Rod Morris

8. Ingenieros: Las psitácidas son unas de las pocas aves donde se ha visto el uso de herramientas, aunque es cierto que principalmente esto se ha visto en cautividad. Personalmente creo que son animales muy versátiles, con gran manejo de sus garras y pico, con lo cual no suelen requerir del uso de otra cosa que no sea su propio cuerpo para llevar a cabo las tareas cotidianas que acarrea ser un loro. Aún así se han encontrado casos muy chocantes, como el del loro vasa (Coracopsis vasa), una especie de Madagascar.

El departamento de psicología de York descubrió en un grupo cautivo el uso de piedras para moler conchas, y obtener de ellas calcio; comportamiento que aumentaba previamente a la época de reproducción (probablemente como suplemento para la producción de huevos). De hecho, los machos realizan más este comportamiento…pero con él aumenta también la regurgitación de alimento (con extra de calcio) a las hembras. Además, estos animales intercambian entre ellos las piedras! También existen otros casos de uso de herramientas en estas aves, como el uso de objetos a modo de cuña para abrir nueces o el uso de plumas para rascarse en zonas de complicado acceso.

9. Incomprendidos: La inteligencia, y sobre todo, la belleza de estas aves, las ha hecho víctimas del mascotismo desde hace siglos. Esto tiene consecuencias para el estado de sus poblaciones salvajes, pero también para la salud individual de los individuos que mantenemos en cautividad: La longevidad y su sociable forma de vida hace que muchos animales adquiridos como mascotas sean abandonados por problemas de estrés, o simplemente porque el dueño no se esperaba que el animal fuera a vivir décadas.

Las psitácidas pueden relacionarse de forma saludable y positiva con el ser humano, pero para ello se requiere de un enorme compromiso por parte de este. Requieren de chequeos veterinarios y de la elaboración de una dieta adecuada: Miles son los loros que son alimentados a base de pipas, en lugar este producto a una escasa presencia en la dieta, para ser sustituido por pienso especializado, que puede y debe acompañarse de piezas de fruta y mix de frutos secos pensado para estas especies. Los problemas de salud, tanto fisiológicos como psicológicos, se traducen en comportamientos como el picaje.

DSCF3966.JPG
Loro real amazonico (Amazona ochrocephala) del zoológico El Bosque – Fotografía propia

10. Amenazados: Y es que la segunda de las consecuencias de su belleza es el estado de sus poblaciones salvajes: La destrucción de su hábitat y el mascotismo. Así, un tercio de las especies de psitácidas (28%) se encuentran en estado crítico y se enfrentan a la extinción. Especies como el yaco de cola roja (Psitacus erithacus), emblemáticas como pocas, han sido prácticamente diezmadas en Ghana, con un 99% de su población extinta. Muchas especies habitan en islas remotas donde la introducción de especies invasoras puede significar su condena; otras, las más longevas, tardan mucho en recuperarse debido a lo que tardan en llegar a la madurez. La mayoría de loros anidan en cavidades de los árboles, siendo los primeros en sufrir la deforestación.

Tras hablar de diferentes curiosidades de los loros, quiero pues que os quedéis con que son animales especialmente inteligentes y afectivos, cuya belleza ha sido su principal amenaza: Si te apasionan este tipo de animales, no es necesario tener uno en tu casa, pero si así lo consideras, asegúrate de que no han sido raptados de su medio natural mediante un certificado CITES. Además, mentalízate de que son animales que te acompañarán durante una enorme cantidad de tu vida, y que tienen grandes necesidades, tanto de compañía (de su propia especie y de la nuestra) como nutricionales y ambientales, lo cual te costará mucho tiempo y dinero. Si no cumplimos todas sus necesidades, es seguro que tengan problemas que afectaran a su bienestar y al de la gente que les rodea, así que ya sabéis, se pueden tener loros…pero con una enorme responsabilidad!

DSCF3217.JPG
Guacamayos del zoológico el Bosque – Fotografía propia

Espero que os enamoréis un poco más de estas aves con este post de curiosidades de los loros. En este caso, especialmente para los dueños de loros, os recomiendo la web de Yolcati…hace poco hice un excelente curso con ellos y la verdad es la mejor asistencia en etología aplicada que podéis encontrar en este tipo de aves. Si por otro lado, optáis por ver psitácidas pero estáis lejos de su hábitat, os recomiendo el zoológico el Bosque, cuya gran mayoría de animales son rescatados y tienen una enorme colección de psitácidas muy bien cuidadas (algo extraño de ver a veces en un zoológico cuando se habla de estos animales), muchas de las fotos del post son de mis visitas allí. Por último os recomiendo la web de World Parrot Trust, la principal asociación conservacionista de estos animales, por si queréis saber más de las amenazas que enfrentan estos bellos animales. Como siempre, también os recomiendo seguir el blog en las redes sociales, concretamente el facebook y twitter de Nasua, y os animo a participar en los comentarios!

Bibliografía empleada:

  • “A novel form of spontaneous tool use displayed by several captive Greater vasa parrots (Coracopsis vasa)” Lambert, Seed y Slocombe. Biology Letters.
  • “Colourful parrot feathers resist bacterial degradation”. Edward H. Burtt Jr. et al. Biology Letters

  • “Un 28% de las especies de loros, en estado crítico de conservación”. Agencia SINC

Anuncios

El verdugo de los cielos australianos

El verdugo flautista o urraca canora (Gymnorhina tibicen) es una de las aves cantoras más conocidas de Australia, aunque aquí nos suene al protagonista de alguna fábula extraña. Parece un ave bastante normal, que nos recuerda a nuestros córvidos, de color blanco y negro, con unos ojos de un marrón muy vivo. Pero su comportamiento esconde un oscuro secreto que la convierte en el castigo de miles de australianos durante cada verano, y que le ha valido el apodo extraoficial de “la orca de los cielos”:

magpie.jpg
Ilustración de Ego Guiotto

 

Esta paseriforme, prima de los córvidos, se ha ganado su nombre oficial a pulso. Es flautista debido a su amplio repertorio de vocalizaciones; de hecho, puede imitar a más de 35 especies de aves, además de perros, caballos y humanos. Son además aves bastante inteligentes. Sin querer entrar a profundizar en temas de cultura y luto, me ha chocado toparme con un vídeo de una especie de “ritual funerario”. Pero lo interesante es el origen de su apodo de verdugo. Dado que es un ave bastante común, se ha adaptado muy bien a la presencia humana, siendo habitante habitual de parques y jardines como pudiera ser aquí la urraca.

juvenile-magpie-1566521.jpg
Ejemplar joven de verdugo flautista. Fotografía de David Midgley (Freeimages)
 Pero en verano (Agosto-Octubre), en plena etapa de reproducción, coincidiendo con el periodo desde que los polluelos nacen hasta que abandonan el nido, algunos machos de esta especie se vuelven especialmente territoriales y agresivos, atacando a cualquier ser que se acerque a sus nidos. Este comportamiento es bastante típico de los córvidos (que recordemos, no es un córvido pero recuerda a uno), siendo capaces de atacar a aves mucho mayores como águilas o halcones hasta expulsarlas de su territorio. Sin embargo, el verdugo flautista ha llevado esto al siguiente nivel, y su principal víctima son los humanos, especialmente aquellos que van en bici, dada su mayor velocidad y “envergadura”.
741941-magpie-map.jpg
Ciclista siendo atacado por un verdugo flautista

Todo aquel que pasa a 50 metros del nido o menos pueden recibir un ataque, que en el caso de los ciclistas llega a 100 metros. Tan frecuentes son estos ataques que el 90% de los australianos dice que ha sido atacado por un verdugo (Y el 92% de la gente cree que este tipo de estadísticas se inventa, pero bueno). La mayoría de los atacados son ciclistas, aunque 1/4 de los ataques se producen durante simples paseos a pie. Según la web “MagpieAlert”, el año pasado, el 15% de los ataques resultaron el algún tipo de lesión.

Al principio, este animal utilizará llamadas de alarma e intentará asustar al intruso con vaivenes aéreos a su alrededor. Si no consigue su objetivo (Hay que decir que es un animal con poca paciencia), el ataque pasará a una fase más agresiva, que consiste en lanzarse en picado contra su enemigo, emitiendo estridentes sonidos, e incluso atacando directamente al rostro o al pecho. Dado que no tiene el pico más limpio del mundo, estos ataques pueden causar conjuntivitis o desprendimiento de retina.

magpie-warning-sign.jpg
Cartel del ayuntamiento de Brisbane sobre el verdugo flautista

Los ataques del verdugo también se producen contra otras aves, y es por ello que se le considera una dañina especie invasora en Nueva Zelanda, donde fue introducido alrededor de 1860 para combatir plagas. Ha desplazado a varias especies de avifauna de zonas importantes para su supervivencia, poniendo en jaque a especies como la paloma maorí. Además, poseen preferencia por los pastizales, siendo los protagonistas de bastantes choques con avionetas.

5663760608_9e483ea351_b.jpg
Verdugo Flautista adulto. Fotografía de Justin Otto (Flickr)

Sin embargo, los verdugos flautistas son un ave protegida en Australia, ergo los australianos, especialmente los aficionados a utilizar la bicicleta como medio de transporte, han tenido que aprender a convivir con estos particulares vecinos. Medidas “efectivas” parecen los sombreros de ala ancha, o imitar un rostro en la parte trasera de la cara mediante gafas de sol u ojos pintados. Los que más complicado lo tienen son los ciclistas: Algunos llevan una bandera en la parte trasera de la bicicleta, otros llevan cables u otras “extensiones” en el casco…existen muchas técnicas, pero ninguna parece infalible. De hecho, a pesar de su estado de protección, las autoridades locales podrán disparar al animal si agrede a la gente, o capturarlo y alejarlo del nido (Más de 30 km, para que no vuelva a la zona). Lejos de quedar en anécdota, existen webs y asociaciones que recaban ataques e incluso elaboran mapas para saber donde nidifican estas aves y evitar esas zonas.

En fin, espero que os resultase interesante descubrir como conviven los australianos con un ave tan “pesada”. ¿Qué pasaría en España si tuviéramos aves tan agresivas? ¿Se desarrollaría de forma tan pacífica e imaginativa esta convivencia? Vaya, tal vez desconozco alguna especie endémica que tenga este tipo de comportamientos, pero al menos por el norte, lo más que nos puede pasar es ver alguna urraca atacando un ratonero. Como en otras ocasiones, os animo acompartir el post y a seguir el blog en el facebook y twitter de Nasua, y os animo a participar en los comentarios.

Bibliografía empleada:

  • Página del verdugo flautista en wikipedia.org
  • Web de la iniciativa “Magpie Alert”
  • Web de Wildlife Australia

 

 

Enemigo a las puertas: Gatos contra aves

A pesar de que no nos pueda resultar tan exótico, un animal que lleva conviviendo mucho tiempo con nosotros se encuentra en la lista de las 100 especies invasoras más dañinas del mundo. Y no es otro que el gato doméstico (Felis silvestris catus), cuya domesticación comenzó hace casi 10.000 años. Y es que lo cierto es que actualmente se estima que podría haber 600 millones de gatos en el mundo (Dato de 2010). Hay que tener en cuenta de que la mayoría de estos animales son callejeros o asilvestrados, es decir, obtienen la mayoría de su alimento de las capturas que realizan y no de una ración de pienso diaria.

Se calcula que los gatos domésticos matan una media de 34 pájaros al año, que se extiende hasta los casi 50 en los animales asilvestrados, convirtiéndose en uno de los carnívoros más numerosos de la tierra, dejando millones de aves y pequeños mamíferos en los porches de los hogares de medio mundo. Se estima que los gatos han causado o contribuido a la extinción de 33 de las últimas extinciones de aves, mamíferos y reptiles listados por la lista roja de IUCN, como por ejemplo el Chochín de Stephens. La especie fue descubierta ya extinta, a partir de los ejemplares que un gato trajo a su dueño, un farero aficionado a la ornitología.

MA_I156493.jpg
Chochín de Stephens. Fotografía del Museo de NZ

En una isla, el impacto de una especie introducida es mucho mayor, especialmente de un depredador como el gato. Diferentes estudios sostienen que en al menos el 120 islas diferentes existe un gran impacto en más de 175 vertebrados (la mayoría de ellos aves, pero también reptiles y mamíferos). En las galápagos se han erradicado prácticamente mediante trampas. Otros casos pueden ser Santa Catalina (México), Baltra (Ecuador), Trinidad (Brasil). Y no hace falta irse tan lejos; pues la propia SEO/Birdlife pidió hace poco la erradicación de esta especie de La Graciosa, ocurriendo también en la isla de Ons.

¿Qué pasa si nos vamos a ecosistemas más grandes? En 1997 se hizo una encuesta a los dueños de gatos de un pueblo inglés. Se encontró que en 5 meses, 14.370 presas fueron entregadas por casi 1.000 gatos. Hablamos de más de 150 millones de mamíferos, 70-80 millones de aves, 12 milones de reptiles y 7 millones de anfibios depredados cada año por gatos en Reino Unido, donde tienen un serio problema con el gorrión común. Se habla de que el 30% de sus bajas en este país se deben al gato.

cat-vs-duck-ii-1410913-1280x800.jpg
Fotografía de Victor Zuydweg. Freeimages
Si cruzamos el charco, la cosa no parece mejorar. En Canadá, los gatos matan más de 100 millones de aves al año. Esto es debido a los 8,5 millones de gatos domésticos y entre 1,4-4,2 millones de gatos asilvestrados. Los estudios se suceden, y en Estados Unidos se habla de hasta 3.700 millones de aves siendo cazadas por gatos cada año, mientras que la cifra de mamíferos podría llegar a los 22.000 millones.

Sin embargo, actualmente, muchas asociaciones ponen en duda algunos de estos estudios, y sobre todo, las verdaderas implicaciones de la predación de los gatos para la fauna silvestre. ¿Hay una “guerra” entre apasionados de los pájaros y apasionados de los gatos? ¿Significan estos estudios que de los gatos supongan la gran amenaza para las aves? La verdad es que he leído de todo, hasta guías para convertir a tu mascota en un “gato casero” y evitar propiciar un “holocausto”.

maxresdefault.jpg
Gato doméstico. Fotografía de Efren Ricarde

Estas asociaciones hablan de que muchas de las investigaciones se han realizado mediante encuestas en pequeñas áreas, para luego ser extrapolados a grandes regiones, mezclando zonas urbanas con rurales. Muchos de estos estudios, hechos hace décadas, se siguen extrapolando a estudios más actuales. Dichas encuestas dependen de la objetividad y el seguimiento que hacemos de nuestros animales. Aún con los estudios a largo plazo, suponemos que todas las presas son cazadas, cuando los gatos son animales oportunistas, que traerán un cadáver si tienen ocasión. La predación en gatos es también dependiente de la época del año, como por ejemplo en el estudio de 5 meses que hemos hablado.

queensy-on-the-hunt-1258601.jpg
Gato doméstico. Fotografía de Pete Smith (Freeimages)

Independientemente del sesgo de estos estudios, lo cierto es que los gatos acaban con gran parte de nuestra avifauna. Y más cierto aún, hablamos de una especie introducida por el hombre, aunque fuese hace miles de años. Sin duda los gatos pueden ser un enorme problema para la fauna amenazada de lugares aislados, donde parece que sí es necesario el control de esta especie, aunque en mi opinión siempre hay que poner por delante el sistema de captura no letal, en lo cual están trabajando distintas ONG. Existen otros problemas, como la participación de esta especie en la transmisión de diversas zoonosis o la hibridación con otras especies, como nuestro gato montés.

Pero la pérdida de biodiversidad nunca es debida a una única causa, y los gatos para nada son la primera de ellas. Hablamos de problemas mucho más serios, como por ejemplo un sistema de agricultura intensivo y basado en monocultivos. Hemos hecho que nuestra forma de cultivo esté tan enfocada en producir que hemos expulsado a la fauna silvestre, afectando esta amenaza al 87% de las aves. La deforestación, muy relacionada, también causa grandes bajas en la avifauna mundial. Con algunos de estos datos y por mero sentido común, queda claro que la principal amenaza para la fauna salvaje, y en particular para las aves, es la forma que tiene el hombre de consumir y de explotar el medio natural.

_DSC0051.JPG
Gato doméstico con su presa. MorgueFile free photo database

Con todo esto no quiero convertir a los gatos en el diablo, yo mismo tengo dos felinos en mi casa. Tampoco quiero que creamos que este problema es inventado. Pero debiéramos reflexionar, que igual que a estas alturas, aquellos que amamos la naturaleza somos conscientes de que no se puede soltar una tortuga en un arroyo o una iguana en un árbol, también debiéramos haber tenido la misma precaución desde hace años con nuestros amigos los gatos. No me quiero meter en los métodos de control de la especie ni en otras parte del debate más candente, simplemente quería traer las dos versiones de una guerra de dos bandos que no debiera existir. Como en otras ocasiones, os recomiendo páginas que tratan en más profundidad estos temas, como la de la ONG “Stray Pet Advocacy” o la web de “SEO/Birdlife”. Como en otras ocasiones, os animo a compartir el post y a seguir el blog en el facebook y twitter de Nasua, y os animo a participar en los comentarios.

DSCF5360
Gato doméstico. Fotografía propia

Bibliografía empleada:

  • A global review of the impacts of invasive cats on island endangered vertebrates. Féliz M. Medina et al. Global Change Biologý (2011)
  • Predation of wildlife by domestic cats Felis catus in Great Britain. Michael Woods et al.  Mammal Society (2003)
  • Los gatos asilvestrados extinguen el 14% de los vertebrados insulares. Publicado en El Mundo (2011)
  • The impact of free-ranging domestic cats on wildlife of the United States. Scott R. Loss et al. Nature Communications (2012)
  • Guerra científica contra los gatos. Publicado en El País (2016)
  • Estimated Number of Birds Killed by House Cats (Felis catus) in Canada. Peter Blancher et al. Avian Conservation and Ecology (2013)
  • BirdLife International (2008) A range of threats drives declines in bird populations. Presented as part of the BirdLife State of the world’s birds website. Revisado: 04/04/2016
  • Hybridization versus conservation: are domestic cats threatening the genetic integrity of wildcats (Felis silvestris silvestris) in Iberian Peninsula. Rita Oliveira et al.