Los encuentros mortales con el oso hormiguero

Las historias de devoradores de hombres han sido protagonistas en más de una ocasión de la narrativa de los diversos pueblos que conviven con animales salvajes en la cúspide alimentaria. En nuestra mente aparece, al hablar de este tipo de fauna, animales como el tigre de bengala, la mamba negra o el tiburón blanco; sin embargo, dentro de estos animales a veces encontramos personajes peculiares: Por ejemplo, un animal sin dientes, además de bastante sordo y miope (guiándose principalmente por su agudo olfato) que ha causado varios encuentros con resultado fatal:

Y es que recientemente se han registrado ataques mortales del oso hormiguero gigante (Myrmecophaga tridactyla), aunque obviamente hablamos de ataques aislados. Este animal se pone en pie de forma amenazante cuando se siente en peligro, una posición conocida como “el abrazo del oso hormiguero” que utiliza para defenderse de depredadores como el jaguar, si bien se han registrado varios casos contra el hombre.

16220456423_7762eb8c68_k.jpg
Oso hormiguero gigante. Fotografía de Eric Kilby

Se han analizado algunos encuentros fatales entre estos animales y el ser humano: En el verano de 2012 una familia se encontró con un ejemplar en el Amazonas. El encuentro termino con el padre atrapado por el abrazo del oso hormiguero, que decidió ir a por el animal a cuchillo, y posteriormente con el fallecimiento de uno de sus acompañantes, su hijo: La autopsia reveló severas lesiones, con múltiples heridas punzantes de 4 cm y abrasiones, además de una arteria femoral con graves daños. En 2010, un cazador brasileño de 75 años también fue atacado; en este caso, también se produjo una hemorragia por rotura de la femoral, que acabo con la vida del anciano. Un caso muy similar a los anteriores ocurrió en Argentina en el 2014, resultando de nuevo en la muerte de un cazador por las hemorragias.

3669850677_205e19198b_b.jpg
Oso hormiguero gigante. Fotografía de David Sifry

Estos encuentros no deben servir para ver al oso hormiguero como una amenaza: Más bien para recordar que la fauna silvestre no es un perro o un caballo, y que debemos siempre actuar con precaución y respeto. De hecho, uno de los últimos ataques se ha producido con una hembra en cautividad, que unos vecinos de una colonia mexicana tenían como mascota y paseaban como si fuera un perro. El animal atravesó la mano de un hombre de 39 años, lo cual probablemente le cueste la movilidad de sus dedos. Lo último que se sabe de este caso es que la PROFEPA (Procuraduria Federal de Proteccion al Ambienteel SEPRONA mexicano) recupere al animal. También se han producido otros casos en cautividad, en este caso contra una cuidadora en un zoo de Buenos Aires, resultando en la pérdida de una pierna y finalmente en el fallecimiento de la cuidadora.

6320341250_4347a97950_b.jpg
Oso hormiguero gigante. Fotografía de Shabai Liu

Sin embargo, si el animal no se siente amenazado no ataca, así que durante mucho tiempo ha supuesto parte de la dieta indígena, fomentando su estado de especie “vulnerable” según la lista roja, además de usarse en la medicina alternativa (sus huesos se usan contra el reuma, el humo al quemar su pelo contra la bronquitis, la ceniza resultante para curar hemorragias y como anticonceptivo, y su grasa como pomada contra las estrías). Otras amenazas son la destrucción del hábitat, su uso como mascota o los supuestos ataques a los perros que han hecho que se mate por venganza a esta especie. De nuevo, otra especie amenazada principalmente por nuestras actividades, tanto directamente como de forma indirecta. Esperemos que no se tomen represalias. Como en otras ocasiones, os animo a compartir el post y a seguir el blog en el facebook y twitter de Nasua, y os animo a participar en los comentarios!

 

 

 

 

 

Anuncios

8 thoughts on “Los encuentros mortales con el oso hormiguero

  1. Marc Arenas Camps abril 24, 2016 / 3:38 pm

    Quién diría que este animal, que parece totalmente inofensivo, pueda llegar a causar la muerte por hemorragias… Muy buen artículo!

    Me gusta

  2. Jorgearctos abril 27, 2016 / 10:33 am

    No lo sabía, pero algo así me lo esperaba… Por muy inofensivos que parezcan algunos animales hay que tenerles respeto (como en España el jabalí, también podría llegar a matar si está con sus crías).
    Buen artículo, a por más!

    Le gusta a 1 persona

    • Eugenio Fernández Suárez (Blog Nasua) abril 27, 2016 / 10:35 am

      Hola Jorge! Totalmente de acuerdo, y la verdad es que es un caso muy similar a nuestro jabalí y los encuentros fatales con cazadores. Esperemos que estos fatales encuentros sirvan para concienciar sobre el respeto a la fauna!!! Un saludo y gracias por comentar!!!

      Me gusta

  3. arieloq abril 28, 2016 / 1:37 am

    En 1998 en un viaje que realice desde Sonora a Quintana Roo, me cruce a eso de las 10 de la noche con un animalito de estos, lo alcance a ver cuando cruzaba la carretera disminuí la velocidad del auto y me detuve a 50 cm de un oso hormiguero de mas o menos un metro de alzada… Me baje y me puse a esperar a que se moviera, pero creo que las luces del auto lo habían encandilado porque no salio corriendo sino que se quedo un momento quieto y aproveche a examinarlo; tenia unas garras de mas de diez cm de largo debía medir entre metro y medio o metro ochenta… En ningún momento hizo movimientos bruscos y por supuesto yo me cuide de realizarlos también… lentamente se dirigió a la plantación y desapareció en la obscuridad…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s