El elefante que cruzó la carretera

Hace unos días saltaba la noticia: un escandaloso y gráfico accidente en la A30 dejaba a cuatro elefantes sueltos, mientras uno de ellos fallecía. La imagen es trágica y poderosa, y sin duda nos hace plantearnos la necesidad y futuro de los circos con animales salvajes.

Un golpe de realidad

Aún así, ya se ha comenzado a solicitar que estos animales sean requisados al circo y puestos en libertad, y algunos ya comienzan a lanzar soluciones como la de mandar a los animales a santuarios en la India o Tailandia, aludiendo a la urgencia dado que los animales están sobreviviendo a la intemperie —probablemente el momento de menos penuria que pueda tener un elefante de circo—.

Por muy idílico que pueda sonar esto, lo cierto es que a día de hoy no sabemos si el transporte o la tenencia de estos animales ha tenido algo de ilegal. De momento y por desgracia, se pueden tener animales en cautividad de estas especies de forma legal en España, y el trágico incidente podía haber ocurrido en cualquiera de los miles de intercambios de fauna silvestre que se realizan en nuestro país anualmente.

Mandar a los animales a santuarios idílicos en sus hábitats originarios es genial, pero no olvidemos que siguen siendo entornos cautivos, y por tanto se deben buscar soluciones a largo plazo y más realistas para estos animales, aunque no sean tan mediáticas.

Foto: Foto: @PoliciaAlbacete
Imagen del siniestro – Fotografía de la Policía de Albacete

Pocos santuarios y poca financiación

Parece mentira, pero aún a día de hoy hay que recordar que tras jubilarse del circo, estos animales están condenados a vivir en cautividad el resto de su vida, y no pueden vivir en libertad: lo único que se puede hacer es propiciar un entorno cautivo que les proporcione la mejor calidad de vida posible.

Probablemente sea más interesante invertir en los santuarios y centros de rescate que existen en continente europeo. Para empezar, solo existe un centro de rescate de elefantes en toda Europa, y acaba de fundarse.

Elephant Haven es el primer proyecto de estas características, siendo un centro especializado en acoger paquidermos venidos del circo, de forma similar a los felinos rescatados en España gracias a AAP Primadomus o los primates que aloja este mismo centro junto a MONA o Rainfer.

DSCF6237.JPG
Uno de los chimpancés rescatado por fundación MONA – Fotografía de Eugenio Fernández

Estos centros han sabido ofrecer a los dueños de animales salvajes una educación necesaria y una posterior salida para sus antiguos compañeros: en muchas ocasiones, este tipo de animales son cedidos, ya que no siempre es ilegal su tenencia, y los delitos suelen ser más bien por irregularidades o casos de maltrato.

Si se consigue la prohibición de los circos, lo más probable es que aunque se prohíba usar estos animales en espectáculos, su tenencia sea aún legal: recordemos que en España puedes tener demasiadas mascotas, por lo que estos animales normalmente se ceden con el visto bueno de los dueños y tras asesoramiento, no con hojas de firmas.

Así que mientras se exige que estos elefantes viajen a un lugar maravilloso o se pide la prohibición de los circos, tal vez sea interesante apoyar la labor de esta clase de centros, ya que aunque muchos animales son decomisados y por tanto del gobierno de España, las ayudas son ridículas.

Zirkuselefant
Elefante indio en circo – Fotografía de Y. Kochetkov

¿El papel de los zoológicos?

Como en todas las ocasiones en las que salen estos temas a la palestra, los zoológicos y circos se unen en una amalgama de “mala cautividad” desde ciertos colectivos, pero tal vez sean la solución más realista ante este problema…aunque a algunos no les guste.

Dejando el complejo debate alrededor de los zoológicos, tal vez estos centros deban comenzar a hacerse cargo de estos animales, que aunque no son aptos para programas de conservación —ni venden tantas entradas—, son especialmente interesantes para concienciar y entran dentro de las competencias de liderar el bienestar animal que debiera tener un zoo moderno.

elephant22.jpg
Elefante africano en Amboseli National Park, Kenya – Fotografía de Michael Lorentz

Son necesarias instalaciones especializadas en integración de animales, que tengan espacio disponible para alojar animales maltratados. Y lo cierto es que varios zoológicos ya realizan esta labor en nuestro país, algunos dedicando la gran mayoría de sus exhibiciones a alojar a animales de circos o de particulares.

Hace nada el zoo de Barcelona anunció que reduciría drásticamente las especies exóticas de su colección, y que sus instalaciones de elefantes albergarán a sus tres últimos habitantes.

Este tipo de cambios de paradigma en los zoológicos pueden servir de solución para estos animales. En contraposición a los casos de culling, o sacrificio de excedentes, el control de natalidad y la reducción de las colecciones zoológicas puede dar espacio a estos animales víctimas de la negligencia humana.

Un futuro interesante

En resumen, creo que el ocaso de los circos con animales está cerca: no aportan ningún valor educativo, consisten en obligar a los animales a hacer comportamientos antinaturales y su carácter itinerante hace imposible mantener las condiciones básicas de bienestar. Aunque esta fuera una de sus prioridades.

Pero hay que ofrecer soluciones reales para estos animales, lo que creo que pasa por fomentar la financiación y fundación de centros de acogida especializados, y de que los zoológicos comiencen a tener instalaciones pensadas para acoger animales de circos y particulares, y no solamente para albergar a las crías de los linajes ya cautivos; de hecho, sería interesante ver una mayor intervención en este debate de profesionales relacionados con el mundo de la cautividad animal en contra de los zoológicos.

Aunque muchos centros actúan con hechos —acogiendo animales—, lo cierto es que el silencio puede reforzar la idea de que zoológicos y circos pertenecen al mismo arcaico concepto…algo en lo que estos centros se juegan el valor que puedan tener para la sociedad actual.

Y vosotros. ¿Qué opináis? ¿Son los zoológicos parte de la solución? ¿Deben acabarse ya los circos? ¿Qué pasará con los elefantes del circo Gottani? Nos leemos!


Apoya a Blog Nasua, mi proyecto personal de divulgación científica y educación ambiental! Simplemente os animo a compartir la entrada y difundirla, y a meteros en las redes sociales del blog como facebook o instagram, dad un like o un follow, que son gratis y me ayudan con la difusión! 

Anuncios

Guepardo: Carrera contra la extinción

El guepardo (Acinonyx jubatus) es el animal terrestre más rápido del mundo, pero también es un animal amenazado, que se encuentra en su particular carrera contra las diversas amenazas que fragmentan, cada vez con mayor intensidad, sus poblaciones. Actualmente solo quedan entre 10.000 y 7.000 guepardos salvajes sobre la faz de la tierra, un tercio de los cuales reside en Namibia. Y es que hemos perdido el 90% de los guepardos del planeta en los últimos 100 años. Su hábitat se ve fragmentado en el continente africano, habiendo desaparecido en 50 años de unos 16 países. Desapareció de India en los 50, de Oriente Medio en los 70 y los últimos 60 guepardos de Asia sobreviven en Irán.

running head cheetah stabilization
Imagen perteneciente a NG (Gif realizado en GIPHY)

Los guepardos son animales impresionantes, pero una vez capturan su presa, poco tienen que hacer con depredadores mucho más poderosos, y además, más sociales, como pueden ser los leones y las hienas. Es por ello que muchas veces los guepardos pierden su presa y esa competencia enorme les empuja a atacar al ganado. Tenemos el mismo conflicto que en España podría haber con el lobo, pero con muchos menos recursos por parte de los ganaderos. Hace 20 años, las poblaciones locales mataban más de 1.000 guepardos al año, siendo tratados como alimañas, de forma muy similar a como fue tratado el lobo antes de los documentales de Félix Rodríguez de la Fuente, a pesar de las cabezas decapitadas de lobo ibérico en señales que vemos últimamente en el norte de España.

Cheetahs rescued Tanzania cage
Guepardo rescatado. Fotografía de Rosa Mosha

Otra amenaza a la que se enfrenta esta especie es el tráfico ilegal de especies, siendo los cachorros enviados a Oriente Medio, para ser la mascota de jeques y demás gente adinerada. En el manejo y el transporte mueren 5 de cada 6 guepardos, matando muchas veces a la madre, por no decir que el guepardo que sobrevive entre esos 6 tiene grandes probabilidades de morir por cuidados deficientes. El guepardo se encuentra en el apéndice I del convenio CITES (Si no sabes lo que es el CITES, te mando para aquí), y ha sido reconocido como especie de prioridad por su comité. Como la mayoría de especies animales, se encuentra amenazado por la pérdida de hábitat, con la particularidad de necesitar una enorme superficie de territorio por individuo. También tenemos como amenazas los atropellos y las enfermedades infecciosas.

Crías víctimas del tráfico ilegal. Fotografía de Günther Wirth y Janice Bowdery

Sin embargo, se están realizando grandes esfuerzos para su conservación. Un ecoturismo responsable puede beneficiar económicamente a las reservas donde habita este animal. El principal problema del guepardo, la convivencia con el ser humano, se está resolviendo con medidas muy parecidas a las que se utilizan en nuestro país con el lobo ibérico: Los números se han reducido dramáticamente, gracias a la cría perros para defender el ganado como el kangal o el pastor de Anatolia, que juegan el mismo papel que el mastín cumple para defender el ganado lanar de nuestro país. Que los pastores sean beneficiaros de la repercusión económica del turismo de naturaleza, la educación y la mejora de la higiene y profilaxis en el ganado por parte del veterinario son también vitales para mejorar las producciones son otras medidas vitales.

Pastor de Anatolia guardando el ganado – Fotografía propiedad de CCF

La cría en cautividad ha permitido la investigación en diversas ramas, sobre todo a nivel reproductivo. El cuello de botella que sufrió el guepardo en el Pleistoceno (para entender el contexto de una especie como el guepardo es vital conocer esta curiosa historia sobre su evolución) tuvo muchas consecuencias a nivel genético, como una mayor afectación por enfermedades infecciosas, como la peritonitis infecciosa felina, enfermedad que afecta al gato pero que es mucho más mortífera en el guepardo. La poca variabilidad genética (caso muy similar al del gorila de montaña) también ha dado una elevada cantidad de espermatozoides deformados y escasa cantidad de estos. Esto, unido a los problemas de manejo que se han dado con la especie, especialmente en cuanto al respeto a la jerarquía social (juntar a hembras y machos produce infertilidad en las hembras) y comportamiento natural de la especie (el celo de las hembras es difícil de diagnosticar), ha hecho que los programas de conservación en cautividad hayan ido de forma lenta, pero también esto ha permitido un mayor entendimiento de la especie. Los programas de cría en cautividad sin duda no pueden ser una solución aislada para conservar especies, pero junto a todo el trabajo que se está haciendo en el ecosistema, sin duda son un complemento importante.

DSCF0950 (2)
Guepardo en Cabárceno – Fotografía propia

A día de hoy, la población de Namibia se ha duplicado en los últimos 25 años gracias a los esfuerzos de asociaciones conservacionistas como Cheetah Conservation Fund. Os recomiendo pasaros por su web para aprender un poco más de este especial animal. Mientras, existe desde hace años el deseo de reintroducirlos en el continente indio, si bien la situación se encuentra en debate, ya que como hemos hablado anteriormente, apenas quedan guepardos asiáticos, teniendo que partir de una población de unos 60-40 con la brutal homocigosis de la especie; y reintroducir al guepardo africano podría causar desequilibrios en los ecosistemas. De hecho, esta misma semana han saltado las alarmas: Desde la Sociedad Iraní del Guepardo alertan que solo quedan dos hembras reproductoras en estado salvaje en este país.

En este país, se está intentando devolver al guepardo a la posición de plenitud de la que goza en Namibia: Los equipos deportivos lucen al animal como símbolo, mientras se lleva celebrando durante las últimas dos décadas el día del guepardo en el país, a raíz de Marita, una cría de guepardo que sobrevivió al ataque de un grupo de personas, ataque donde murieron la madre y los dos hermanos de Marita. Desde esta asociación conservacionista, aún vislumbran esperanza para el guepardo asiático pese a su dramática situación en Irán.

cheetah
Imagen de GIPHY

Y como dice la genial Laurie Marker, presidenta de CCF, “si el guepardo se extingue, el animal más rápido del mundo pasa a ser el berrendo; y creo que sinceramente no sería lo mismo”. Tiene más gracia cuando lo dice ella…Como en otras ocasiones, os animo a compartir el post y a seguir el blog en el facebook y twitter de Nasua, y os animo a participar en los comentarios!

Bibliografía empleada:

  • Unique Seminal Quality in the South African Cheetah and a Comparative Evaluation in the Domestic Cat. D. E. Wildt et al. Publicado el 1/11/1983 en Biology of Reproduction.
  • Web de Cat Specialist Group.
  • Genomic legacy of the African cheetah, Acinonyx jubatus. Pavel Dobrynin et al. Publicado el 22/07/2015 en Genome Biology.
  • Web de Cheetah Conservation Fund
  • Only two female Asiatic cheetahs remain in wild in Iran – The Guardian

 

La historia de otro gato mongol

Ante todo disculpas por el título, no se me ocurría nada atrayente o poco obvio, así que ha quedado ese churro…Pero bueno, vayamos a contar la historia en sí; en la primavera de 2014, el equipo de Matthias Fiechter y otros miembros de Snow Leopard Trust retiraron una cámara de fototrampeo que habían colocado al lado de un abrevadero de las montañas Tost, en Mongolia. Dentro de la tarjeta de memoria encontraron unas curiosas imágenes: Una madre y tres crías, de uno de los animales más elusivos del mundo. En las frías cumbres de las montañas de Asia Central, a casi 6.000 metros de altura, vive la pantera de las nieves (Panthera uncia).

snow_leopard_by_innocentium-d68h54s
Pantera de las nieves en el zoo de Omaha. Fotografía de Innocentium

En 2008, Snow Leopard Trust comenzó el primer estudio a largo plazo de la ecología y el comportamiento de la pantera de las nieves, el “Panthera” más misterioso de todos, dado su inhóspito hábitat y su gran camuflaje (Para haceros una idea de lo esquivo que es este animal, os recomiendo este post de Antonio Martinez Ron, que os puede sonar de Orbita Laika, y en el que habla de las aventuras de 4 españoles buscando a este animal). Para ello se valieron de herramientas de las que ya he hablado en otras ocasiones: Cámaras de fototrampeo, collares de GPS y diversos gadgets conservacionistas más.

snow-leopard-watch
Fotografía de leopardo de las nieves

Hasta entonces, se sabía bastante poco del comportamiento de este animal en estado salvaje; y en este estudio se descubrió que esta especie migra entre cadenas de montañas, atravesando desiertos y estepas, consiguiendo así priorizar la creación de corredores entre cadenas montañosas para la conservación de la especie. Hasta entonces se creía que este animal migraba solo “verticalmente” (es decir, subiendo a la montaña en los meses más calurosos).

Pero bueno, volvamos a la historia de nuestra protagonista. En 2010, cuando Anu tenía en torno a 1 año de edad, fue fotografiada por primera vez por las cámaras de este equipo. En aquella foto se encontraba oculta tras su madre, “Curiosa”, en honor a su comportamiento con las cámaras.

Photo Courtesy of Matthias Fiechter
Anu y su madre en 2010. Snow Leopard Trust

Tras calcular la edad, los científicos de SLT estimaban que pronto Anu se separaría de su madre para independizarse; y fue así como en la primavera de 2011 hizo su siguiente aparición en frente de la cámara, en esta ocasión como una joven emprendedora que viajaba sola. Casualmente, unos días después del reencuentro con una independiente Anu, un ejemplar de pantera de las nieves fue capturado en una de las trampas ocultas, las cuales se colocan con la intención de colocar collares GPS a los ejemplares. Cual fue la sorpresa para el equipo que el ejemplar no era otro que Anu, a la cual se le colocó un collar cuya batería dura año y medio.

When we saw Anu again in 2011, she had dispersed from her mother and was traveling along. Photograph: Snow Leopard Trust
Anu viajando sola en 2011. Snow Leopard Trust

Ahora el equipo tenía acceso a los movimientos de Anu. Estuvieron pendientes de sus desplazamientos durante meses, hasta que en la primavera de 2012 (un año después) comenzaron a notar cambios en sus patrones de movimiento, restringiéndose a una porción reducida de su territorio, hasta que se paró. Para el equipo no había duda posible: Anu estaba a punto de dar a luz.

El equipo siguió la señal hasta una cueva remota, no muy lejos de su campamento base. Se escuchaban ruidos justo debajo de ellos, así que con un rudimentario “palo de selfies”, intentaron grabar lo que había allí. Esto dio como resultado las primeras imágenes de crías de leopardo de las nieves en su cubil, en estado salvaje, lo cual causó bastante ajetreo en el mundillo de la conservación de grandes felinos. Os dejo el vídeo a continuación:

Unos días después, Anu salió a cazar comida (gracias al collar la tenían muy controlada) y el equipo aprovechó para examinar la cría superviviente (Es relativamente común en grandes felinos, y en muchas otras especies que solo se logre sacar adelante parte de la camada).

snow_leopard_cub_by_snowporing-d2xhila
Cachorro de pantera de las nieves de Cat Survival Trust. Fotografía de SnowPoring

Tras esta incursión, Anu y su cría siguieron con su vida, y empezaron a aventurarse fuera del cubil, y poco después el collar dejó de funcionar. Podría ser el fin de los encuentros con este animal, ya considerado un embajador de la especie; sin embargo el equipo consiguió reconocer a Anu y a su cría meses después, tras el duro invierno mongol, en una de sus cámaras de fototrampeo. Parecía que se las estaban arreglando sin problema.

Anu and her cub, 2012. Photograph: Snow Leopard Trust
Anu y su cría en 2012. Snow Leopard Trust

Tras esta última fotografía, se perdió el rastro a la singular pareja durante mucho tiempo, siendo ya segura la independencia de la nueva heredera de Anu, y posiblemente su madre estuviera ya criando una nueva camada. Fue en 2014 cuando se grabaron en otra cámara a una madre y tres crías, como os comentaba al principio del post. De nuevo, imágenes bastante curiosas de uno de los felinos más esquivos del planeta:

Cual fue la sorpresa de los investigadores cuando descubrieron entre las fotos de cámaras cercanas una foto clara de la madre, la cual tenía un patrón de manchas inconfundible, que fue descifrado tras horas de trabajo: Era Anu de nuevo, junto a una segunda saludable camada de tres cachorros, la que habían grabado días antes.

Sin duda, haber podido ver a un ejemplar crecer y dejar descendencia en varias ocasiones, en un entorno tan esquivo y sin posibilidad de hacer un gran seguimiento es lo que hizo grande el caso de Anu. Esto da esperanza al equipo de Snow Leopard Trust, los cuales, junto a Panthera y otras organizaciones, son la última esperanza de este animal.

snow_leopard_cub_by_tygrik
Cría de leopardo de las nieves en el Zoo Usti. Fotografía de tygrik

Y es que es una especie fuertemente amenazada. Uno de los principales problemas es el conflicto con el ser humano, pues el leopardo de las nieves tiene como presa a algunas especies domésticas. Como siempre, para arreglar esto hace falta colaboración con la población local y precauciones a la hora de manejar el ganado. Nada nuevo bajo el sol. El mismo problema hay en las faldas del Himalaya o en las de Picos de Europa, ya sea lobo o leopardo de las nieves. En el caso de esta última, se estima que menos del 30% de sus presas son domésticas, y que un aumento de las precauciones reduciría esta cifra (Muy interesante este post sobre el tema). En ello están los amigos de Snow Leopard Trust.

A US hunter with a snow leopard trophy P
La caza furtiva sigue siendo un problema en la especie

Como otras especies de climas fríos (y de cualquier clima), el cambio climático es otra gran amenaza. El aumento de las temperaturas podría hacer que más de un tercio de su hábitat dejara de ser viableEste diciembre nos jugamos mucho en la cumbre de París, ergo os recomiendo apoyar la campaña #NiUnGradoMás de WWF y gritar bien alto en diciembre que los ciudadanos queremos un mayor apoyo a las energías renovables. Pero como siempre, esto no se reduce a las grandes empresas: Nuestros hábitos de consumo son los principales responsables. El furtivismo sigue siendo también otro de los problemas de la especie, especialmente por su piel, única entre todos los felinos.

snow_leopard_6_by_sheltiewolf-d7wz8l5
Leopardo de las nieve en el Tama-Zoo. Fotografía de sheltiewolf

¿Podrá la pantera de las nieves esquivar la extinción? Esperemos que con las inspiradoras historias de animales como Anu y trabajos ejemplares como el de Snow Leopard Trust, así sea. Os recomiendo encarecidamente visitar su web, con bastante información sobre proyectos de conservación y diversas formas de ayudar. Este post es una traducción (con matices, opinión personal, etc) de una historia narrada en uno de los blogs de NG; la cual me pareció interesante traer a nuestro idioma. Podéis leer la noticia original aquí. Como en otras ocasiones, os animo a compartir el post y a seguir el blog en el facebook y twitter de Nasua! Nos leemos.