¿Qué me ha aportado “Vaya Fauna”?

El pasado miércoles se produjo en nuestras pantallas uno de los mayores esperpentos que he visto en televisión. El anuncio del programa ya nos puso en alerta a muchos de los que nos preocupamos por el bienestar animal. Aún guardaba esperanzas de que el programa pudiera tener cierto valor didáctico y no recurriera a animales salvajes ni a la ridiculización de cualquier especie por el mero aplauso circense. 

Los-Gemeliers-y-su-selfie-con-_54433667011_54028874188_960_639
Imagen del programa “Vaya Fauna”

Cual es mi sorpresa, y la de muchos, a que la cadena no decepciona, y nos ofrece un producto que hace que se te revuelvan las entrañas. Recalco lo de “la cadena” porque estoy seguro que el elenco del programa desconoce e ignora lo que fomentan esta clase de actividades en televisión. Durante años, asociaciones y ONGs de todo el mundo se han dejado la piel por el bienestar animal. Hoy no es cuestión de ser vegetariano o no, de que te gusten los zoológicos o que te parezca mal que la gente compre perros en lugar de adoptarlos. No hablamos de que Tima, la osa que apareció en el pasado miércoles en este programa, viva su vida en un remolque.

Por desgracia, en la mayoría de casos que salgan en el programa solo podremos especular sobre si esos animales son felices o no, o si han sido entrenados con dolor o premios, por mucho que aseguremos como son las cosas por estadística y conocimientos. Hoy hablamos de un programa que promueve el uso de animales salvajes en espectáculos circenses, sin aportarnos más que la risa fácil y el aplauso. Hoy no hablamos necesariamente de lo que se ha hecho o se deja de hacer a los animales que vimos en el programa, lo cual ignoro, pero si hablamos de lo que perpetua y fomenta:

La cautividad en los animales salvajes es algo polémico; soy de los que cree que la cautividad de especies salvajes solo es justificable para su conservación y en casos de animales irrecuperables que puedan ayudar a la concienciación en cuanto a su situación actual, siempre que podamos garantizar que dichos animales desarrollen sus necesidades biológicas y se respete su bienestar (cosa que en ciertas especies, como los cetáceos, donde es imposible de garantizar).

Por desgracia; dadas las experiencias anteriores y la información que se realiza a través de excelentes campañas contra estas actividades por parte de asociaciones como FAADA, muchos dudamos de que los animales que salgan en este nuevo programa tengan dichas garantías, pues ya ronda por redes sociales imágenes del remolque en el que vive la osa Tima, un animal que pasa su vida entre circos, anuncios y eventos comerciales.

Tima-protagonizan-Vaya-Fauna-comercial_EDIIMA20150701_0583_5
Imágenes de Tima en un centro comercial

Vamos ahora, a suponer que los animales que traigan al programa viven de lujo. Que a pesar de estar troquelados, conviven con otros animales de su especie en grandes recintos, con enriquecimiento ambiental, y son entrenados por refuerzo positivo (Pues el entrenamiento de especies salvajes moralmente aceptable existe, pues no hay que demonizar a los etólogos y expertos que han conseguido mediante buena praxis el entrenamiento médico que permite tratar animales en zoológicos o reservas sin que el veterinario corra riesgo alguno). Imaginémonos que la cadena ha tenido el decoro de no traer animales a los que les han arrancado los colmillos y las garras, como son la mayoría de animales que han aparecido en spots y películas de empresas en este país.

Efficient Design Space
Imagen de la campaña “Animals are not clowns”

¿Tendría, aún así, justificación? ¿Aporta algo que un oso de palmadas? ¿De verdad es divertido? ¿El dinero de sus espectáculos va dirigido a la conservación de la especie? ¿Hubo alguna mención, aprovechando la cría de león, para hablar de la situación de la especie en estado salvaje? ¿Mostraron comportamientos normales de un oso habituado al hombre, o era el comportamiento de un trompetista de orquesta? ¿O simplemente han conseguido audiencia, además de fomentar que la gente crea que los animales haciendo el payaso son “amigos de sus dueños” y que son felices? ¿Ayudan estos programas al fomento de la conservación de la naturaleza, o a la perpetuación de los circos con animales? En resumen…¿Nos ha aportado algo positivo “Vaya Fauna”? Frank Cuesta ha dejado muy claras las respuestas en este vídeo, que no puedo más que aplaudir:

Los espectáculos circenses con animales no tienen ninguna gracia. El sacar rentabilidad económica de animales salvajes mediante su explotación, abuso y mofa no tiene ninguna gracia. Mientras muchos reían las gracias de Tima, muchos nos llevábamos las manos a la cabeza. Nadie olvida que en el programa también salieron perros rescatados, abandonados por sus anteriores dueños e historias de superación; esas bonitas historias no maquillan las miles de historias trágicas que se están fomentando.

Pero mi indignación no debiera preocupar a nadie. Más debiera preocupar la de los miembros de centros de rehabilitación de animales como los mostrados en “Vaya Fauna”. ¿Qué pensará la gente que dedica su vida a dar una vida mejor a animales que han sido destrozados por la clase de vida que llevan los animales que desfilaran en este programa; centros de rescate de primates de los que ya os he hablado, como Rainfer, MONA o AAP, este último también rescatando grandes felinos? ¿Qué pensarán los numerosos centros de rescate de osos que tenemos en el este de Europa del bochornoso espectáculo de Tima? ¿Qué pensarán las asociaciones animalistas que luchan por el fin de la explotación de animales salvajes? ¿Qué pensará la gente del proyecto Cheeta, que está relatando la vida de Toni, un animal cuya historia podría repetirse en directo en nuestra televisión? ¿Qué deberías pensar tú?

Os invito a firmar las ya clásicas peticiones de cierre de change. También os invito a compartir el post por redes sociales, ya que posiblemente tú tengas muy claro que este programa no está bien, pero mucha otra gente no, y la gracia es que todos los que veían gracioso ver a un oso tocar la trompeta lean este tipo de cosas, ya sea este post, el vídeo de Frank o los numerosos tweets en contra del programa. Si has entrado al post para saber que aporta vaya fauna, te aseguro que nada bueno. Porque no queremos programas como “Vaya Fauna”. No porque se maltraten animales en el plato, sino porque fomenta su abuso y explotación. Porque no queremos que se repita la historia de Flipper, Nico, Willy, Dumba o el propio Toni.

Anuncios

11 thoughts on “¿Qué me ha aportado “Vaya Fauna”?

  1. Pilar julio 21, 2015 / 9:27 am

    Dignidad, Amor, Respeto, Protección.
    Eso es lo que debemos a los animales.
    Si son salvajes ayudando a que estén en su habitat. Hay algo más irracional que enjaular a un león, chimpancé, oso y así hasta el infinito ? Es terrible…
    Si el ser humano pudiese envasar el sol, la luna o las estrellas, lo haría…
    Podemos ser buenos, pero también monstruos sin piedad…

    Le gusta a 1 persona

  2. silvana ortega julio 30, 2015 / 9:41 am

    Muy claro todo lo que dices! Que pensarán? Que pensamos? Vergonzoso! Estamos topando con auténticos descerebrados.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s